The Economy of Francesco

los jóvenes, un pacto, el futuro

logo ef

los jóvenes, un pacto, el futuro

Eventos Internacionales

22-24 de septiembre de 2022 - Asís

22-24 de Septiembre de 2022, Asís

"The Economy of Francesco"

los jóvenes, un pacto, el futuro

Última hora:

Se hace pública la carta con la que el Papa Francisco convoca a jóvenes economistas, empresarios y empresarias a Asís, para proponerles un pacto por una nueva economía. La Economía de Comunión participa en el comité organizador del evento junto a la Diócesis, el Municipio de Asís y el Instituto Seráfico.

0

Sin las mujeres no hay verdadero desarrollo

Las historias de EoF: La azerí Turkan Mukhtarova (Georgetown University), investiga sobre la desigualdad de género y la violencia sobre las mujeres.

Maria Gaglione

Original italiano publicado en Avvenire el 24/01/2020.

Licenciada en Relaciones Políticas Internacionales por la Universidad de Bakú, en Azerbaiyán y con un master en Foreign Service - Economic development por la Georgetown University de Washington, ganadora de los Open Society Foundation - Civil Society Leadership Awards, Turkan Mukhtarova tiene 26 años y actualmente trabaja como investigadora en el Georgetown Institute of Women, Peace and Security de Washington.

«Mis proyectos de investigación estudian el desarrollo económico en relación con la cuestión de género, en particular la ocupación y la emancipación femenina en contextos domésticos y sociales violentos». Hace días se publicó el Informe Oxfam 2020 sobre las desigualdades sociales y económicas, Time to Care, que presta especial atención «al trabajo doméstico mal pagado y a los cuidados no retribuidos que gravan, en todo el mundo, sobre todo a las mujeres. Un trabajo que consiste en cuidar de los niños, los enfermos y los ancianos, realizar la mayor parte del trabajo doméstico, trabajar precariamente y estar, entre otras cosas, sometida a la violencia social y familiar».

«La violencia doméstica – dice Turkan – sigue siendo una de las formas más graves y extendidas de violación de los derechos humanos, sobre todo para las mujeres».

La joven investigadora da un paso atrás y nos acompaña en un razonamiento. La experiencia sobre el terreno y muchos estudios experimentales muestran que actuar sobre las diferencias de género y conseguir que más mujeres accedan al mundo del trabajo tiene una alta rentabilidad en términos de desarrollo, sobre todo (no solo) en los países con una elevada incidencia de la pobreza. Empezando por el reconocimiento del trabajo de los cuidados, un trabajo que crea valor, pero hoy sigue siendo lugar de explotación, invisible y no pagado.

Así pues, invertir en las mujeres es uno de los instrumentos para corregir la desigualdad. Tener más mujeres en el mundo del trabajo mejora las condiciones de vida de las familias, especialmente de los niños y niñas (alimentación, salud e instrucción) y tiene efectos positivos sobre la masa fiscal, sobre las cotizaciones y sobre la demanda de servicios.

«El siglo veintiuno ha traído consigo un enorme crecimiento económico en todo el mundo – enfatiza Turkan –. Los estándares de vida han mejorado gracias al progreso tecnológico y al uso de los combustibles fósiles. Sin embargo, estos resultados han sido muy costosos para la humanidad y para nuestro planeta: la tierra se encuentra en el límite de la sostenibilidad y hemos entrado en la era de la desigualdad más extrema de la historia».

Turkan ve dos posibles escenarios futuros: uno habla de desastres y el otro susurra esperanza.

«Como joven investigadora conozco la difícil situación en que se encuentra nuestro planeta. Sin embargo, sé que existe un camino para hacer frente a estos problemas, empezando por mí misma y por mi trabajo de estudiosa».

Repensar los modelos económicos, afrontar el tema del trabajo, establecer políticas nacionales e internacionales de intervención eficaces y decisivas. «Pero hay también factores culturales que tomar en consideración – añade Turkan –. La OMS calcula que en todo el mundo una mujer de cada tres ha sufrido violencia física o sexual en su vida. Es un problema de salud pública, de violación de los derechos humanos, y muchas veces también de una percepción distorsionada por parte de las propias mujeres».Turkan nos habla de un estudio que ha realizado (datos del Demography and Health Survey, 2006, Azerbaiyán) sobre los efectos de los contextos domésticos violentos sobre el trabajo y la emancipación femenina, empezando por la percepción de la violencia sufrida.

Abusos físicos, psicológicos o sexuales: agresividad, coerción y actitudes de control perpetradas contra mujeres casadas. «Los estudios muestran claramente que tener un poder de decisión económica más alto en las cuestiones familiares disminuye la probabilidad de justificación de la violencia doméstica por parte de la mujer, mientras que las mujeres procedentes de familias más pobres y con menores oportunidades de trabajo e instrucción muestran una probabilidad mayor de aprobación de la violencia sufrida. Una percepción que representa un obstáculo a su emancipación».

Invertir en el capital social y económico de una mujer y favorecer su acceso al sistema económico significa mejorar la vida de las mujeres y de las familias, y garantizar mejores oportunidades también para las generaciones futuras. «Participar en The Economy of Francesco, para contribuir y aprender, me ayudará a comprender las causas de la desigualdad, pobreza y marginación que traspasan fronteras, culturas y lenguas de todo el mundo. Creo que podemos construir sociedades sostenibles y desarrollar teorías y modelos más justos si juntamos ideas innovadoras. Solo a través de la comprensión de las complejidades del mundo que nos rodea podemos definir políticas mejores para todos».

Una última reflexión personal: «Mi viaje como mujer joven desde una pequeña ciudad perdida entre las montañas deI Cáucaso a las aulas de una de las principales instituciones del mundo, demuestra que todo es posible en la vida si hay determinación, una buena guía y esperanza. No veo la hora de participar en The Economy of Francesco, sobre todo por lo que vendrá después: estoy segura de que para todos nosotros será un impulso a ser portadores de una nueva economía, cuando volvamos a casa y donde la vida nos lleve».

Image

ir al archivo

Idioma: ESPAÑOL

Filtrar por Categorías

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 432 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2021 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - edc@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.