¿Qué significa la expresión “dar los tres tercios”? Más que las prácticas concretas, importa “por qué” y “cómo” se viven. Dirección compartida y principios básicos de la EdC.

Anouk GrevinN43 pag 08 Anouk Grevin Autore rid

de "Economía de Comunión - una cultura nueva" nº 43 - Julio 2016

En Asia, donde no se había oído hablar mucho de la EdC desde 1991, había muchas preguntas en el aire. ¿Es verdad que la EdC exige que se compartan los tres tercios de los beneficios? Ha sido importante poder hablar de todo ello. En 1991, Chiara Lubich nos dio una finalidad grande, pero no nos dijo cómo concretarla. A partir de los tres objetivos que ella señaló – ayudar a los hermanos necesitados, difundir la cultura del dar e invertir para crear más puestos de trabajo – cada uno debe encontrar su propio modo de concretarlos.

Algunos lo hacen compartiendo los beneficios, otros poniéndose directamente al servicio de los más necesitados, otros contratando a personas desfavorecidas o explorando un nuevo estilo de dirección, más acorde con la EdC, para tratar de compartir el valor N43 pag 08 Partecipanti congresso2 ridcreado. Hemos comprendido que dentro de la EdC hay sitio para las más diversas situaciones, incluso para las cooperativas o las organizaciones sin ánimo de lucro, que según sus estatutos no pueden distribuir beneficios pero pueden vivir la EdC de otras maneras; o para los empresarios que todavía no tienen beneficios o no pueden decidir por sí solos su distribución. Hay sitio para todos, siempre que se viva el “dar”. En el fondo, la expresión de los tres tercios también se puede entender como una invitación a dar todo. Dar unos pocos beneficios siempre será demasiado poco frente a la llamada a hacer realidad una economía de comunión: es necesario dar todo, ser don.

La invitación a inventar cada uno su camino vale también para las prácticas de gestión. Muchas de estas prácticas ya se han recogido en la “guía para dirigir las empresas de EdC” que se puede descargar en la página web. Pero más que las prácticas concretas importa “por qué” y “cómo” se viven. Si se observan detenidamente, aparecen algunos principios de fondo que son transversales a todas ellas.

El primero es la confianza, una visión positiva del hombre quN43 pag 08 Partecipanti congresso1 ride surge de una mirada nueva, capaz de creer en el otro y de ver sus riquezas, incluso las que todavía no se han expresado. Una mirada que hace que emerja lo mejor de cada uno. La dinámica del don lleva, además, a reconocer al otro como una persona capaz y deseosa de dar y por consiguiente a desarrollar un estilo de dirección más subsidiario, que permita a cada uno efectuar su aportación. Por eso, en la EdC se dan experiencias de dirección compartida. La cultura del dar no consiste sólo en vivir el don en la empresa y en llevarlo donde aún no está, sino en reconocerlo en todos los lugares, también en la contribución de los colaboradores y de los socios, para acogerlo y hacerlo florecer. Consiste en convertirse en “productores de comunión” y la comunión es lo que el mundo más necesita, la respuesta más profunda a las desigualdades.

“Una empresa no basta” decía el lema del año pasado en Nairobi. Ninguna empresa por sí sola puede encarnar toda la EdC. Todas las demás empresas y todos los que viven la cultura del dar son necesarios para expresar su riqueza. Y sin embargo, cada uno de nosotros, empresario o trabajador, es la EdC entera, porque lleva dentro su ADN. Por eso, puede dar mucho fruto, al igual que las plantas, que son capaces de regenerarse a partir de un pequeño tocón. Muchos regresaron a sus casas del encuentro de Tagaytay convencidos de “ser EdC”.

 

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

EoC-IIN

Logo Eoc iin 01 rid rid

International Incubating Network


ir a la plataforma Eoc-IIN
ir a la página dedicada

Escuela de Economía Civil

Logo SEC ridConocer la oferta formativa. Visitar la página dedicada.

La economía del dar

Chiara LubichChiara_Lubich_1

«A diferencia de la economía consumista,
que se basa en la cultura del tener,
la economía de comunión
es la economía del dar...

Leer todo...

Carta de identidad de la EdC

logo_edc_benvLa Economía de Comunión (EdC) es un movimiento en el que participan empresarios, empresas, asociaciones e instituciones económicas, así como trabajadores, directivos, consumidores, ahorradores, estudiosos, operadores económicos, pobres, ciudadanos y familias. Nació de Chiara Lubich en mayo de 1991 en Sao Paulo (Brasil).
Leer más...

Líneas para dirigir una empresa de Economía de Comunión

Binari_rid_modLa Economía de Comunión propone a las organizaciones productivas que siguen su mensaje y su cultura, las siguientes “líneas para dirigir una empresa”, escritas a la luz de la vida y la reflexión de miles de empresarios y trabajadores....
Leer más...

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Conferencia en México

video mexico

¿Qué es la Economía de Comunión? - Conferencia de Luigino Bruni en el Instituto Mexicano de Doctrina Social de la Iglesia (IMDOSOC)

Humor con Formy

Ecco_Formy_rid_mod

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?
Saber más...

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.