reseñas de prensa

La Gazzetta del Mezzogiorno - 3/05/2010

Coloquio con Luigino Bruni, economista político

El mercado cambia el alma (o la vende)

por Gino Dato

publicado en La Gazzetta del Mezzogiorno el 3/05/2010

«En los últimos dos siglos ha producido resultados económicos, tecnológicos y cívicos extraordinarios, pero hoy se ha quedado obsoleto». Hablamos del capitalismo y de su suerte actual y futura con Luigino Bruni, profesor de economía política en la Universidad Bicocca de Milán. En el pasado, nos hizo individuos más libres e iguales, pero ahora ya no consigue aumentar el bienestar de las personas incrementando la producción de cosas. Allí donde el «bien escaso» marca la relación con los otros y con el medio ambiente, el dios de las cosas ya no merece culto y resquebraja la comunidad. La relación entre capitalismo y ética recorre el valiente libro El ethos del mercado, de Bruni  (ed. Bruno Mondadori).

El capitalismo – dice usted – nos ha hecho más libres e iguales. ¿Qué quiere decir?
«No tenemos más que pensar en la civilización medieval para darnos cuenta de las diferencias (y por lo tanto desigualdades) en cuanto a la expectativa de vida del hijo de un siervo de la gleba y del hijo de un señor feudal. Tales expectativas no eran iguales para ambos. Esto ocurría en la sociedad feudal, con un nivel de civilización muy bajo, en la que las relaciones entre personas eran “relaciones de poder”. También el mercado, junto con la política y la cultura …».

ver artículo original primera parte
ver artículo original segunda parte

El capitalismo cambió todo eso.
«Esa forma de mercado que es el capitalismo, en los dos últimos siglos ha producido resultados económicos, tecnológicos y cívicos extraordinarios, desarrollando una importante función en la transformación de una sociedad feudal, jerárquica y desigual en otra compuesta por individuos más libres e iguales entre sí ».

¿Su mayor descubrimiento?
 «Facilitar, aprovechando sus deseos y sus ganas de crecer, la inclusión de millones de personas, que antes estaban excluidas. Cuando un agricultor, hijo de agricultores, se compra un Mercedes, se siente - y en cierto sentido lo es-  igual que el hijo de un noble o de un banquero. Gracias a estas ganas de crecer y a este deseo de libertad, el capitalismo consiguió llevar a la “arena cívica” al 90% de la población que en el Ancien Régime estaba fuera. Cuando hoy asistimos al desarrollo de India y de China – y mañana de Africa -, vemos que el mercado sigue cumpliendo la misma función civilizadora e inclusiva, porque permite que millones de excluidos sean protagonistas y les da la esperanza de que sus hijos serán mejores que ellos ».

Sin embargo, usted dice que el capitalismo hoy está «obsoleto». ¿Es lo mismo que ocurre con una tecnología?
«El capitalismo se ha quedado obsoleto porque, aunque ha tenido en cuenta la “libertad” y la “igualdad”, se ha olvidado de la “fraternidad” y sin fraternidad la vida individual y social no prospera. Además, mientras que hasta hace algunas décadas el aumento de la producción de bienes comportaba el aumento del bienestar de las personas, hoy el concepto dominante es el del “bien escaso”. En un mundo así, un sistema basado en mercancías y en el PIB no es que esté equivocado, es que es obsoleto».

¿Qué señales nos llegan de esta crisis? Empezando por nuestra relación con el mundo exterior, con el medio ambiente
«Están a la vista de todo el mundo y van desde el terrorismo al medio ambiente y desde las finanzas a la energía. No podemos limitarnos a analizar la crisis financiera sin leerla junto a “otras crisis”: no conseguimos estar juntos en este mundo globalizado, el mundo está cediendo porque consumimos por encima de nuestras posibilidades (de renta, relacionales, espirituales…). En nuestra civilización no existe sólo una sostenibilidad medioambiental, hay también sobre todo una sostenibilidad relacional y espiritual. Esta economía y esta sociedad de mercado están agotando su fuerza de cambio social y de civilización, porque estamos pagando las conquistas en el campo de la libertad individual con la moneda del medio ambiente y de las relaciones sociales ».

Ya, ¿y nuestras relaciones con los demás?
«La economía de mercado ha producido una transformación en las relaciones humanas, convirtiéndose en un ethos, en un estilo de vida que informa la vida en común. El mercado nace (y se desarrolla) a partir de un humanismo: la promesa de tener relaciones humanas evitando la herida del otro. La historia de las culturas es la historia de los intentos por liberar a los hombres de la vulnerabilidad asociada a la presencia del otro, igual a uno mismo y libre. Es un relato de los caminos recorridos para deshacer la paradójica tensión entre el deseo invencible que nos empuja hacia los otros en búsqueda de comunidad y la necesidad de liberarnos de los lazos profundos que toda comunidad crea ».

Entonces debemos superar la economía de mercado ¿Qué significa esto? ¿A quién le corresponde esta tarea?
«La gran operación que nos espera consiste en superar esta economía de mercado sin renunciar a las conquistas civiles que este sistema económico y social nos ha permitido alcanzar: encontrar relaciones interpersonales que nos aparten de la immunitas solitaria que domina nuestras ciudades sin caer en formas de comunitarismo nostálgicas de comunidades antiguas, que sería un remedio peor que la enfermedad. La tarea corresponde a todos, pero si queremos encontrar un sujeto más propenso a acoger un cambio así, podemos pensar en la sociedad civil ».

Siguenos en:

Memoria Edc 2018

Memoria Edc 2018

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 443 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.