Una "Voce Chiara" - Una Voz Clara

Editorial

Una “Voce Chiara” – Una Voz Clara*

Alberto Ferrucci
publicado en "Economía de Comunión - una nueva cultura"  n.28 - diciembre 2008

* [Nota. del Trad.:  En el original italiano, el autor realiza un juego de palabras con el apellido de la nueva presidenta del Movimiento de los Focolares, Maria Voce, que significa “voz” y el nombre de su fundadora, Chiara Lubich, que significa “clara”.]


n28_pag._03_alberto_ferrucci.jpg

“En el 2001 la ciudad de Génova nombró a Chiara Lubich su ciudadana honoraria, precisamente en el año del G-8, un momento en el que la distancia entre los hombres parecía muy grande. Hoy el 2008 nos parece de nuevo un año emblemático, en el que la fuerza de la economía no puede nada si no está unida a otros ideales como los propugnados por la fundadora del Movimiento de los Focolares”.

Estas palabras de Claudio Burlando, presidente de la Región de Liguria, resonaron en la colmadísima sala del Consejo Mayor del Palacio Ducal, en la que las instituciones genovesas quisieron recordar el honor concedido a Chiara siete años antes.

En la misma sala el cardenal Angelo Bagnasco, después de transmitir a Maria Voce, nueva presidenta del Movimiento de los Focolares, el saludo de los obispos italianos, le formulaba un deseo personal, lleno de significado: que la Obra de María sea siempre una “Voz Clara” en la iglesia y en el mundo.

Una Voz Clara, capaz de hacer llegar a la humanidad los dones del Espíritu, herencia del Movimiento, y las inspiraciones necesarias para construir ese nuevo humanismo del cual en ese día los representantes de las instituciones (pag.4) expresaban una coral necesidad para discernir el camino hacia un futuro común sostenible; los mismos dones que, sobre todo en los últimos años, Chiara sentía la urgencia de que desbordasen para inundar todos los ambientes del obrar humano, a los cuales estaban destinados.

El deseo de una “Voce Chiara” recordaba el “Hola Chiara”, el saludo que en los últimos años nos dirigía a los jóvenes Igino Giordani, insigne escritor y político, cofundador del Movimiento, hoy en proceso de beatificación. Nos saludaba así para imprimir en nuestras almas la idea de que nos tocaría a nosotros difundir los dones del Carisma y que sólo podríamos hacerlo viviendo el Evangelio con la misma intensidad y plenitud que Chiara. María Voce es bien consciente de ello, puesto que a los jóvenes que le preguntaban qué debían hacer, les respondió: “Allí donde actuéis, sentíos todos presidentes de la “Obra de María”.

Sentimos que el deseo de ser una Voz Clara está dirigido también a nosotros, que dialogamos con la cultura económica contemporánea, fuertes por lo concreto de nuestras empresas: cada una de ellas, en cualquier parte del mundo y por pequeña que sea, representa el punto de contacto sobre el que se apoya el entero proyecto.  Y es una responsabilidad, un peso que se hace ligero si se lleva en comunión entre quienes actúan en ellas y también con quienes actúan en los cielos nuevos y en la tierra nueva: muchos ya de nuestros empresarios, Chiara, Jesús y María. Una dimensión de la comunión que se puede experimentar viviendo el mandamiento nuevo del Evangelio.

Para favorecer este diálogo nos estamos comprometiendo en diversos frentes: mejorar la rendición de cuentas(pag.12) y orientar la elección de proyectos que realmente rescaten de la pobreza (pag.8-9) y difundan una nueva antropología (pag.10), esta última tarea ayudada también por las veinte tesis de grado que presentamos en este número (pag.22-26).

Para hacer llegar este noticiario a cuantos estén interesados en todo el mundo, el “mini-sínodo EdC” de 140 representantes reunidos en noviembre (pag.19) se ha empeñado en transmitirlo personalmente, renunciando a la forma impresa. También se ha comprometido a traducirlo en más idiomas y a que esté disponible en el Sitio Internet www.edc-online.org que recientemente ha sido ampliado y mejorado (pag.11). Se ha decidido también realizar congresos EdC por nación y un único congreso internacional en Brasil por los 20 años del proyecto en mayo de 2011, durante el cual se definirán las nuevas “Líneas para conducir una empresa EdC”, de las cuales en el congreso 2007 ya se había elaborado un borrador (pag.20.)  En aquella ocasión se advirtió también del valor de un mayor acercamiento a otras realidades comprometidas en lo social, como la de los Chicos de la Calle (ver pag. 14-15).

Respecto a las novedades en las empresas EdC, Teresa Ganzon (pag.16) cuenta cómo, a partir del deseo de rescatar a los pobres de su exclusión social, su banco ha iniciado una nueva actividad que puede ofrecer puestos de trabajo para jóvenes. Armando Tortelli (pag.18), por su parte, nos confirma la decisión de abrir una nueva filial en un polo EdC a miles de kilómetros de su sede empresarial, con estas palabras:
“La crisis financiera ha elevado el costo del dinero, no es el momento adecuado para realizar nuevas inversiones. Siento, sin embargo, que nuestro operar en EdC no debe seguir los indicadores del presente. Es, por el contrario, el momento de renacer, de ser niños, de darlo todo y creer. Nos lo ha confirmado el “Banco del Nordeste” que … nos ha concedido una importante línea de crédito … Una bella señal de Dios”.

Como después de la muerte en cruz de su líder, los discípulos de Emaús estaban desilusionados, después de la partida de Chiara también nosotros podemos haber experimentado el desconsuelo. Pero si vivimos la “comunión”, también nosotros sentiremos, como aquellos discípulos, que nuestro corazón arde en el pecho y comprenderemos mayormente, en los planes de la Providencia que orienta la historia, el significado de los actuales desastres financieros, sociales y ecológicos, y adquiriremos la capacidad de captar los signos y el camino de la resurrección.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.