Las transmisiones en directo, toda una experiencia

En lugares de todo el mundo personas interesadas en la EdC han seguido las transmisiones en directo por Internet de las sesiones de la Asamblea y de la jornada final. Muchos ecos positivos... y alguna anécdota detrás del telón.

Las transmisiones en directo, toda una experiencia

por Antonella Ferrucci

110529_SPaolo_sala01_rid

Se había convertido casi en un reto, la posibilidad de facilitar la participación de todos en la Asamblea de la EdC y en la jornada final de los actos de celebración del 20º aniversario, mediante la transmisión en directo por Internet. Las condiciones iniciales no eran las mejores. En la Mariápolis Ginetta nunca se había realizado nada parecido y en el Memorial de América Latina había que partir de cero, ya que no había ni  siquiera acceso disponible a Internet. Pero nos procuramos los medios y comenzamos a hacer pruebas.

La tarde anterior al comienzo de la Asamblea, un problema de audio parecía dificultar mucho la realización de la transmisión. Junto con Mariana Assis, la encargada de estos aspectos técnicos, pedimos ayuda “de arriba”. Poco después, con la intervención de un técnico experto, se superó este primer escollo y el día 25 por la mañana, la transmisión funcionó con normalidad.

En los días siguientes hubo muchos accesos de todo el mundo a la página de la transmisión, más de 500 al día. Había personas conectadas incluso en Ucrania, Rusia y Jordania. El último día, todo parecía ir bien en Sao Paulo. Se había preparado una conexión dedicada y potente, capaz de soportar una mayor cantidad de accesos que se esperaban a la vista de los distintos puntos de escucha que se habían anunciado. De repente, la transmisión se corta en mitad de las intervenciones de la mañana. En poco tiempo se descubre que el fallo estaba en la antena del proveedor y no se sabe si la línea podrá ser reactivada.

Estamos al fondo de la sala, tratando de entender qué hacer. Mientras todo el mundo nos está viendo, desaparecemos. Llegan algunos SMS110529_SPaolo_regia_rid de las personas que nos seguían: “no os vemos” . Al principio hay una cierta aprensión. Después, en el clima de confianza recíproca típico de las relaciones verdaderas, llega la calma y se afronta la situación. Mariana y sus compañeros preparan dos conexiones a través de un móvil 3G, una para el idioma italiano y otra para el portugués. Es impresionante verles trabajar: activan un primer acceso a la web y con tranquilidad descargan de Internet los drivers para instalar el segundo móvil como modem y las dos transmisiones vuelven a funcionar. Por la tarde se arregla el fallo de la antena y todo vuelve a tener la calidad que se había previsto. Al final de la jornada los accesos eran más de 2.000.

Muchos ecos han llegado de todo el mundo. Transcribimos algunos de ellos. Desde la comunidad de Sydney nos escriben: “Estamos reunidos con gran interés para seguir la transmisión en directo. Queremos daros las gracias por las inspiradas ponencias y por las experiencias, pero sobre todo por la referencia a la inspiración profética de Chiara. Unidos a vosotros, con renovada confianza en el gran poder de esta revolucionaria idea, os enviamos nuestros mejores deseos”.

Desde la comunidad de Zagreb: "Os hemos seguido en directo. Nos ha invadido una ola de esperanza. En todos los corazones ha surgido el deseo de volver a empezar y seguir viviendo y difundiendo la cultura del dar para que se realice el sueño del mundo unido. La experiencia de François Neveux ha sido conmovedora, convincente y fascinante. Gracias.

Desde la ciudadela de Loppiano: "Hoy también hemos podido seguir la transmisión en directo de esta hermosa y extraordinaria jornada que marca una etapa fundamental en el camino de la EdC. Las ponencias y experiencias han sido emocionantes y conmovedoras, fruto de esta “profecía-promesa” de Chiara, como muy bien ha dicho el profesor Zamagni. En nosotros también se ha renovado el amor, se ha fortalecido la esperanza-certeza y se ha multiplicado el valor para llevar adelante con decisión este excepcional proyecto del Carisma. Somos aún más conscientes –junto a todos vosotros- de que la humanidad lo espera. ¡Es una cita con la historia a la que no queremos faltar! Gracias otra vez."

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.