Boomerang es una empresa turística de EdC cuyo objetivo es aportar a un proyecto de erradicación de pobreza.

Juliana Monferrán

Publicado en Apertura el 21/02/2018

bettinagonzalezA Bettina González desde chica le preocupó la pobreza. Ya recibida de guía y licenciada en Turismo, buscó la manera de hacer su aporte como empresaria. En el año 1995, mientras trabajaba en relación de dependencia para agencias, comenzó a reunirse con un grupo de empresarios que trabajaban en el proyecto Economía de Comunión, una iniciativa que nacida en 1991 en San Pablo inspirada por la fundadora del movimiento de los Focolares, Chiara Lubich. Ese año ella les propuso a los internos del movimiento que generaran una economía nueva, centrada en la persona y con el objetivo principal de erradicar la pobreza y generar empleo.

Yo trabajaba en una empresa de turismo y me empecé a juntar con este grupo de empresarios. Siempre me gustó la parte empresarial y me fui metiendo para ver los modelos de negocios, pero había algunos que me hacían ruido por los valores”, recuerda la emprendedora que creó Boomerang –un agencia de viajes minorista, aunque tiene habilitación para mayorista– en 2000 justamente con el objetivo de aportar a un proyecto de erradicación de pobreza. A su idea se sumó su hermana, Paula, quien también había estudiado turismo.

No lo hice a través de una organización del tercer sector sino de una empresa con el desafío de jugar con transparencia dentro del mercado y con eficiencia”, explica. Y de ahí, remarca, la importancia de construir una red. Ella ya tenía una cartera de clientes y, si bien 2001 fue un año muy difícil, decidió armar una compañía de un solo tiempo, que nació con un fin social, y no de dos: generar ganancias y después dar. Y para ella la crisis fue una oportunidad. “Los clientes nos elegían y los proveedores nos daban tarifas como si les lleváramos un volumen alto pero por confianza o porque pagábamos antes o a término y no pedíamos cuenta corriente, en esta lógica de ayudar también al otro y generar trabajo para que todos trabajemos”, cuenta González.
 
Fue así que, junto a su hermana, se preguntaron qué aportaban desde lo suyo. La respuesta fue el turismo solidario: distribuir el gasto turístico, lo que el cliente da; identificar zonas poco desarrolladas pero con alto potencial turístico y llevar al turista ahí para que lo disfrute.

Así, cuando un cliente les pidió un viaje a Misiones, de tres noches en las Cataratas de Iguazú para un grupo, le hicieron una contrapropuesta. “Rompamos con lo tradicional y veamos la provincia”, dijeron. Analizaron la ruta 14 que hace el micro y le pidieron a Cáritas los datos de la región de Las Flores, en el centro del municipio de Montecarlo. Como creían que esa zona tenía un alto índice de falta de trabajo y de pobreza, entonces hicieron un relevamiento de qué había turísticamente y empezaron a identificar a los actores locales. “Acá empieza ese circuito virtuoso de trabajar en red”, asegura. Fueron a hablar con el municipio, al hotel, a un restaurante, una finca con pileta, una escuela rural y al parador de ruta. Y le propusieron al grupo pasar una noche ahí.

Esa experiencia les hizo ver que había oportunidades que ya estaban visibles y otras para potenciales emprendimientos. En ese momento, Paula, que había estado siete años en la agencia, comenzó a trabajar para el Estado y generó el primer proyecto de Turismo Comunitario en la Argentina. Y, posteriormente, el programa de Turismo Sustentable y Solidario del NOA, que está encuadrado en la Conferencia Episcopal y relacionado con la Pastoral de Turismo.

Empezamos a articular con programas de base y este programa era que el que iba a conformar el producto final. Nosotros desde el sector privado no podíamos identificar emprendedores locales”, señala Bettina. Así, trabajar en redes es parte fundamental en el turismo solidario. “Mi desafío es garantizar que el 70 por ciento de lo que paga el pasajero quede en lo local y que genere desarrollo”, explica  González. Y ello implica que se siente con el mapa e identifique los actores como, por caso, hoteles de capitales locales.

A modo de ejemplo, la emprendedora cuenta el caso de Punta Cana, donde la presencia de cadenas hoteleras internacionales es abrumadora. Muy cerca de este destino turístico está el pueblo de Higüey, que vive en la pobreza absoluta. “Hay situaciones de robo porque los empresarios no toman conciencia de que es necesario generar un vínculo auténtico con la comunidad. Y no levantar un murallón como el que hay ahí”, cuenta Bettina, que no compra cualquier actividad y tampoco a cualquier proveedor. “Rechazo al que ya sabemos que hace negociaciones injustas o por vías de corrupción. El problema no es solo tener una convicción personal sino transmitirla al equipo”, sintetiza la emprendedora que, incluso, ya trabaja para concientizar a otros colegas del sector del turismo para que repliquen la iniciativa.

Así, Boomerag es una agencia que además de vender destinos concientiza a sus clientes sobre cómo ser un turista responsable. “Si va a estar en la comunidad tiene que tener el tiempo suficiente para compartir, porque el de la comunidad tiene otros tiempos: primero no te mira a los ojos, después lo hace y más tarde te habla y te cuenta qué hacer”, explica.

Un trabajo extremadamente arduo teniendo en cuenta que hoy el comportamiento de compra es una financiación y no la selección de un destino consciente. En turismo, el triple impacto tiene una dimensión más, además de la económica, la ambiental y la social: la cultural que, según la emprendedora, es fundamental para provocar impacto en el otro.

Conformar una red local es más fácil que hacerlo internacionalmente. Sin embargo, Boomerang trabaja en ello. En el caso de África, identificó un empresario de Economía de Comunión que tiene una agencia en Uganda. Así, con él armaron un itinerario que incluye no solo a los animales sino también a la gente. “En Kenia, por ejemplo, nos metimos en el norte en unas comunidades auténticas y también visitamos una obra de una congregación colombiana”, detalla Bettina, quien explica que el reto es asegurar que uno va a visitar todo y conocer la autenticidad de la ciudad. Así, en París propone hacer un curso de pastelería y en la India, visitar una cooperativa de mujeres tejedoras.

En cuanto al negocio, el desafío de Boomerang hoy es recuperar el turismo receptivo y mutar el modelo para cobrar por el asesoramiento. “Hoy el turismo está perdiendo todas las comisiones. Nosotros empezamos a reivindicar el hablar del destino. Se compra un destino, no 12 cuotas de tal banco”, señala.

 

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Memoria EdC 2017

Locandina PE spagnolo 01 rid mod

Prophetic Economy Awards

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

EoC-IIN

Logo Eoc iin 01 rid rid

International Incubating Network


ir a la plataforma Eoc-IIN
ir a la página dedicada

Escuela de Economía Civil

Logo SEC ridConocer la oferta formativa. Visitar la página dedicada.

La economía del dar

Chiara LubichChiara_Lubich_1

«A diferencia de la economía consumista,
que se basa en la cultura del tener,
la economía de comunión
es la economía del dar...

Leer todo...

Carta de identidad de la EdC

logo_edc_benvLa Economía de Comunión (EdC) es un movimiento en el que participan empresarios, empresas, asociaciones e instituciones económicas, así como trabajadores, directivos, consumidores, ahorradores, estudiosos, operadores económicos, pobres, ciudadanos y familias. Nació de Chiara Lubich en mayo de 1991 en Sao Paulo (Brasil).
Leer más...

Líneas para dirigir una empresa de Economía de Comunión

Binari_rid_modLa Economía de Comunión propone a las organizaciones productivas que siguen su mensaje y su cultura, las siguientes “líneas para dirigir una empresa”, escritas a la luz de la vida y la reflexión de miles de empresarios y trabajadores....
Leer más...

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Conferencia en México

video mexico

¿Qué es la Economía de Comunión? - Conferencia de Luigino Bruni en el Instituto Mexicano de Doctrina Social de la Iglesia (IMDOSOC)

Humor con Formy

Ecco_Formy_rid_mod

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?
Saber más...

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.