Censo de la EdC, la identidad de un sí

En la Antigüedad, la iniciativa de contar personas se vivía con sospecha y temor. En cambio, el cuestionario para los empresarios de Economía de Comunión es la ocasión para realizar una nueva elección.

por  Luigino Bruni

N37 Pag4 Sec LB 01 ridLos censos son siempre complejos. En la Antigüedad, contar personas y, sobre todo, escribir su nombre, era una actividad envuelta en el misterio y el temor, porque se creía que contar y escribir el nombre atraía a los espíritus malignos. Por ejemplo, la Biblia (Segundo Libro de Samuel), nos cuentas que a David, después de hacer el censo de Israel, Dios le castigó mandándole la peste. Este censo fue uno de los pecados más graves de David. ¿Por qué? Por un sencillo motivo: David, al contar a sus hombres, quería afirmar que él y no Dios era el dueño y señor de su gente. Conscientes de la ambivalencia de todo censo y conocedores de la suerte de David, nosotros no hemos lanzado el cuestionario online para “contarnos” y sentirnos propietarios y poseedores de muchas empresas, tal vez de un imperio. Lo hemos pensado para que todos los empresarios que un día decidieron adherirse a la EdC, tengan la posibilidad de realizar una nueva elección. Ya han pasado 23 años desde aquel “bendito” 29 de mayo de 1991, cuando Chiara Lubich inventó (para los pobres, para nostros, para todos) la EdC.

 Muchos de los empresarios que hoy siguen siendo pilares del proyecto en distintos lugares del mundo, son los mismos que dijeron “sí” en aquel primer momento, escuchando y respondiendo a una llamada personal. Otros muchos se han sumado con el paso de los años y siguen haciéndolo hoy. Algunos de los pioneros se han jubilado, otros están en el cielo (¡los más valiosos!) y otros (los menos) han abandonado por distintos motivos el proyecto.

Pero todos podemos volver a elegir, aquí y ahora, nuestra adhesión a la EdC. Aunque en nuestro proyecto se hable de empresas, la adhesión la deciden siempre personas concretas con su ‘sí’. Para eso no hace falta ningún acuerdo ni documentos oficiales (que pueden existir y a veces es bueno que así sea, pero no son esenciales). La finalidad del cuestionario es volver a decir ‘sí’ a la EdC de Chiara Lubich, con la misma convicción que la primera vez, pero una mayor conciencia y con un amor fiel.

N39 pag 04 Censimento bassorilievo ridPara que rellenar el cuestionario resulte ágil y sencillo, lo hemos realizado online, con un software creado con la colaboración de Alberto Ferrucci y John Mundell. El cuestionario funcionará si los empresarios entienden su importancia y nos dedican unos minutos (se encuentra en la web www.eoc-companies.org). Pero nos gustaría, esto es más importante para nosotros, que este cuestionario fuera el primer paso de una relación continua, donde podamos intercambiar informaciones y experiencias y sobre todo sentirnos parte de una misma red que trabaja, día a día, para hacer de la economía un lugar mejor, y así contribuir a un mundo más unido. No usaremos los datos recogidos para “contarnos” ni para sentirnos grandes y poderosos. Sólo queremos decir otra vez, juntos y con solemnidad, un ‘sí’ a la Economía de Comunión. Esta vivirá, crecerá y madurará si hoy seguimos creyendo en ella y viviéndola. 

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.