Por una nueva economía en la Europa del Este

Encuentros y escuelas de invierno con una significativa participación de  jóvenes

por Marta Pancheva

N37 Tesi Marta Pancheva ridde "Economía de Comunión - una nueva cultura" n.37 

Tu y yo juntos por una nueva economía” ha sido el eslogan de esta primera mitad del 2013, un año rico en encuentros provechosos y en desafíos y esperanzas compartidas, en el Sudeste de Europa. Esta es una región en la cual la “tercera vía”, que la EdC se propuso desarrollar desde su nacimiento como alternativa al comunismo y al consumismo, puede ser concebida y vivida de una forma completamente especial. Esta es la sensación que quedaba después de los diversos momentos de presentación y profundización en los principios de la EdC a lo largo de estos meses. En estos encuentros, hombres y mujeres provenientes de un variopinto grupo de países, lenguas y costumbres, han compartido el deseo profundo de ser los protagonistas de un proceso de crecimiento y maduración económica y social. En una zona marcada por un pasado comunista y después por un largo y arduo camino de transición post–comunista, el anuncio de una ’“economía nueva” que no sacrifica a la persona por el interés colectivo, ni tampoco el bien común por la hegemonía de los intereses privados, es toda una novedad a descubrir.

Para ello, es de crucial importancia la participación directa de los jóvenes – una generación nueva, libre de las constricciones del pasado – que, en primer lugar, sean capaces de ver de modo nuevo la realidad que les rodea y después inviertan tiempo, energías y coraje en la construcción de un futuro distinto. Por este motivo en el mes de enero tuvo lugar en la ciudadela Faro en Krizevci, Croacia, la segun130203 Faro 06 Ridda edición de la Winter School de EdC, a la que se invitó a jóvenes de Croacia, Serbia, Kosovo, Macedonia, Rumania, Bulgaria, Hungría y (vía Skype) Eslovaquia. Los temas tratados fueron muy variados, se prestó especial atención a la figura del empresario de comunión y a sus rasgos característicos; al concepto de pobreza en el mundo de hoy, así como al puesto específico de la EdC en el universo  de las empresas sociales. No faltaron algunos momentos dedicados al testimonio de los empresarios directamente involucrados en el proyecto. También hubo momentos para los talleres, el diálogo… y la fiesta. Un acontecimiento especial fue la presentación del primer libro de Luigino Bruni traducido en lengua croata, con el titulo “Economía de Comunión. Nuevos términos en economía".

Pero la Winter School no terminó ahí. En los meses de marzo, abril y mayo se organizaron otros tres encuentros para las personas que, al menos en Croacia, intentaban profundizar en los temas de la EdC. Posteriormente hubo otro encuentro en Zagreb en el mes de junio. Otra puerta se ha abierto en el ámbito ortodoxo–serbio, N37 Pag10 Est Belgrado ridcon la presentación del proyecto EdC a mediados de marzo, durante un encuentro organizado en colaboración con el Instituto Cultural Ortodoxo de Belgrado. Además de la reflexión académica sobre la novedad de la EdC, los testimonios de los empresarios de comunión tuvieron una particular fuerza: con la profunda convicción de que no están solos sino que tienen un “socio oculto” y con el consiguiente valor par ir contra corriente y confiar en las personas y en el futuro allí donde otros hubieran renunciado, han logrado salir adelante y crear un verdadero clima de comunión tanto dentro como fuera de sus empresas, en las comunidades locales de pertenencia.

Una profunda dedicación, de la que los empresarios de comunión en Serbia dieron testimonio ya en febrero durante la visita de un grupo de representantes de las Comisiones Internacional y Local de EdC, junto con la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Embajada Italiana en Belgrado y algunos jóvenes investigadores.

Un viaje al corazón de un país marcado por la pobreza material pero también por una gran riqueza humana y comunitaria, al final del cual se quiso poner en marcha un proyecto para dar apoyo e impulso al crecimiento de las actividades empresariales existentes y su adecuación a los estándares europeos, y para permitir que algunos jóvenes se convirtieran en protagonistas de la EdC.

Los jóvenes han sido también los “destinatarios” principales del viajN37 Pag10 Est Ucrainae de anuncio de la EdC que acaba de concluir en Ucrania. Se han realizado tres presentaciones del proyecto en ámbito académico, en Ternopil, Ivano–Frankivsk y Lviv, que han tenido una aceptación positiva por parte tanto de los estudiantes, investigadores y docentes como de la propias universidades visitadas, que cada vez tienen más conciencia y más deseos de dar un fundamento ético a los itinerarios formativos en el ámbito económico. Poniendo de relieve algunas de las dramáticas contradicciones que caracterizan el sistema económico y financiero vigente, se ha intentado señalar cuál es la “vía” que proponen las empresas de EdC, adoptando la comunión como valor fundamental. A veintidós años de distancia de aquel memorable 1991 – año del “nacimiento” tanto de la EdC como de la Ucrania independiente, en este país post–comunista cada vez se siente con más fuerza la exigencia de formar entre los jóvenes verdaderos líderes capaces de actuar siguiendo normas que reflejen los profundos valores del cristianismo, que aquí todavía se mantienen al resguardo del secularismo actual. En este contexto, la cultura y la práctica de la comunión puede tener mucho que aportar y, tal vez, entrar ella misma en un camino nuevo.

Así, al terminar este primer semestre de 2013, parece adivinarse con más claridad en el horizonte  el camino que debemos recorrer juntos, hombres y mujeres, jóvenes y adultos del Sudeste de Europa. Veintitrés años después de la caída del muro de Berlín estamos asistiendo también al colapso de aquel gran sueño de progreso que hubiera debido alcanzar a la humanidad entera.

Ahora sin embargo ha llegado el momento de empezar a construir, a partir de estos “escombros”, no más muros que dividan o castillos de arena que encanten con su aparente belleza, sino caminos que nos unan y nos permitan seguir adelante en la dirección de una “nueva economía” hecha a la medida del hombre.

Siguenos en:

Memoria Edc 2017

Memoria Edc 2017

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 745 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.