Comparación entre economías solidarias

Comparación entre la Economía Solidaria Brasileña, la Economía Social Italiana y la Economía de Comunión: Teoría y práctica.

Comparación entre economías solidarias

por Cristiane Correa da Silva

de "Economía de Comunión - una nueva cultura" nº 32 - diciembre 2010

N32_Pag._19_Cristiane_Correa_web_

En una época en la que la Economía Solidaria brasileña estaba en plena efervescencia, la EdC nació en Brasil de una intuición de Chiara Lubich, una mujer italiana originaria de una región con una gran tradición de Economía Social: el Trentino. Esta feliz coincidencia nos lleva a reflexionar sobre esta doble relación entre EdC y economía solidaria y entre EdC y economía social.

La economía solidaria nace en Brasil para responder al paro y a la exclusión social provocada por la grave crisis económica de los años 80 y 90. Desde una perspectiva opuesta a la del capitalismo individualista, la economía solidaria trata de establecer nuevos criterios para organizar no sólo la producción sino la vida económica en su conjunto.

El empobrecimiento de gran parte de la población brasileña se refleja también dentro del Movimiento de los Focolares, hecho que se pone en evidencia durante la visita de Chiara a Brasil en mayo de 1991. Chiara, inspirándose en parte en la encíclica Centesimus Annus de Juan Pablo II, propone el proyecto de la economía de comunión para dar respuesta concreta a estos problemas y promover la justicia social.

Tanto la EdC como la economía solidaria tienen como objetivo crear puestos de trabajo, pero en la propuesta de repartir las ganancias con las personas que atraviesan situaciones de especial pobreza es evidente la semilla fundamental de la EdC: la comunión.

El punto más evidente de distinción entre estas dos economías está en la forma jurídica y en la gestión de las empresas. Las empresas solidarias, para hacer efectiva la participación de todos los miembros, se organizan con principios de autogestión que, en una visión antropológica marxista, se presenta como elemento de lucha para la emancipación social y la superación del capitalismo.

En la base de la gestión de las empresas de la EdC, que puede adquirir distintas formas jurídicas, está la cultura de comunión, que orienta todas las relaciones, tanto dentro de la empresa como hacia afuera, a la luz de un estilo de vida de comunión, transformando las estructuras de la empresa desde dentro.

Como medio de afirmación de la economía solidaria, a finales de los años 90 se comenzaron a organizar Redes Solidarias, convertidas hoy en una Red Global de Socioeconomía Solidaria. La economía de comunión desde el principio se concibió como una red internacional de empresas y parques empresariales.

Por lo que respecta a la relación entre la EdC y la economía social en Italia, si tenemos en cuenta que Chiara nació y creció con un padre socialista y en una región de fuerte cultura cooperativista, podremos intuir la influencia que podría haber ejercido la economía social en la concepción del proyecto Economía de Comunión.

Si comparamos las empresas de la EdC con las “empresas sociales”, que son la forma más reciente de organización de la economía social, como observa Luca Crivelli en el Nº 30 del año 2009, además de que ambas nacieron en 1991 y de la escasez de recursos como factor motivador común, encontraremos otras afinidades.

Así pues entre estas tres manifestaciones económicas existe un fuerte vínculo: la EdC puede dar y recibir pistas y estímulos de las experiencias de la economía social brasileña y de la economía social italiana, por ejemplo para la construcción de redes de colaboración solidaria a nivel local e internacional.

Más allá de la red interna ya desarrollada por la EdC, sería de desear que se uniera en mayor medida, sobre todo en Brasil, con cuantos creen en una economía fraterna a nivel local y global, enriqueciendo estas redes con lo más específico de la EdC: la comunión, la reciprocidad universal, la gratuidad, los parques empresariales, la unidad.

Observando el fenómeno de las empresas sociales, la EdC puede recibir estímulos para construir modelos de gestión fraternos y para una transformación más “valiente” de la organización empresarial que favorezca la comunión.

Al mismo tiempo, las distintas manifestaciones de la economía social y solidaria, pueden recibir de la EdC la capacidad de abrirse, en la distribución de la riqueza producida, a las necesidades de otros actores fuera de la empresa, y la realización de parques empresariales, superando el límite de la mutualidad y acogiendo el principio de la gratuidad y la reciprocidad universal.

En el gran movimiento postmoderno de búsqueda de una economía post-capitalista, estas tres economías alternativas tienen mucho que ofrecer a la construcción de una economía más humana y humanizadora.


1 Véase LEONARDI A., Las experiencias mutualistas y solidarias y la Economía de Comunión. Lectio de Leonardi en el Congreso “Chiara Lubich, de Trento al mundo”. 26 de febrero de 2010. Trento; 
BRUNI L. El precio de la gratuidad, Ciudad Nueva.

Siguenos en:

Memoria Edc 2017

Memoria Edc 2017

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 813 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.