Un camino para todos

Un camino para todos

por  Jean-Louis Plot

de "Economía de Comunión - una nueva cultura" nº 32 - diciembre 2010

101022_baar_08_rid

A mi mujer, Irene, y a mí la propuesta de la economía de comunión nos impresionó porque propone un camino que da respuesta a un problema de nuestros tiempos que nos importa especialmente: el escándalo de la pobreza y la desigualdad en el reparto de la riqueza del mundo.

La economía de comunión nos impulsa a “inventar” nuevas formas de funcionamiento de nuestra empresa, en la que trabajan actualmente trece personas, poniendo en el centro a la persona e invitando al Señor a actuar en función de la unidad que seamos capaces de construir en nuestro grupo, tratando de poner el don y la gratuidad en el centro de nuestra actividad económica y de la actividad diaria.

Nosotros no formamos parte del Movimiento de los Focolares ni de ningún otro movimiento. Somos católicos practicantes y trabajamos en nuestra parroquia. Para emprender el camino de la economía de comunión no nos parecía necesario conocer previamente la espiritualidad del Movimiento de los Focolares. Fue la propuesta de los Focolares al mundo, la economía de comunión, la que nos puso en camino.

Pero este viaje, que dura ya casi diez años, sí que nos ha llevado a descubrir la espiritualidad de los focolares, el valor del don y de la unidad por medio de la cual Jesús se hace concretamente presente entre nosotros, y la comunión con “Jesús Abandonado” en los momentos de prueba. Poco a poco vamos descubriendo con asombro estas raíces espirituales, porque avanzar en el camino de la economía de comunión nos lleva inevitablemente a vivir el carisma del movimiento.

Dado que la economía de comunión crece en todo el mundo – yo creo que a eso está llamada hoy –, no hay que tener miedo de ofrecerla como respuesta a las preguntas fundamentales del  mundo de hoy, esas preguntas que resuenan en el corazón de muchos empresarios, bastante más allá del ámbito de los focolares.

Apertura al mundo sin perder la identidad. La economía de comunión es inseparable de sus raíces espirituales. Va directa al objetivo

En cambio, creo sinceramente que para continuar existiendo, la economía de comunión debe crecer y para esto es necesario que todos los empresarios se unan para buscar un  nuevo camino que recorrer juntos, camino sobre el que Chiara tuvo una intuición profética, pero que está todavía en gran parte por descubrir.

Siguenos en:

Memoria Edc 2017

Memoria Edc 2017

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

¿Quién está conectado?

Hay 709 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.