El alba de la medianoche

Logo Geremia Crop 150

En esta categoría se encuentran los editoriales de Luigino Bruni correspondientes a la serie "El alba de la medianoche", un comentario al libro de Jeremías, publicados en Avvenire a partir del 23 de abril de 2017

 

Solo la tierra herida genera

El alba de la medianoche/9 – La semilla rompe la corteza, los pétalos forman alfombras de flores multicolores

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (42 KB) el 18/06/2017

170618 Geremia 9 rid«Casi todas las ideas lanzadas por Jeremías en esta época tienen relación con la ley; casi todas las imágenes que utiliza están sacadas del mismo patrimonio, ya secular, de la profecía bíblica. Todo esto no es más que un ejercicio, un aprendizaje»

André Neher, Jeremías

«YHWH me dijo así: "Ve y cómprate un cinturón de lino y póntelo a la cintura, pero no lo metas en agua”. Compré el cinturón, según la orden de YHWH y me lo puse a la cintura. Entonces me fue dirigida la palabra de YHWH por segunda vez: “Toma el cinturón que has comprado (…) ve al Éufrates y escóndelo allí en un resquicio de la peña"» (Jeremías 13,1-4).

Leer más...

Una mansedumbre distinta nos salva

El alba de la medianoche/8 – Las comunidades que matan a sus profetas todavía ingenuos, mueren

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (38 KB) el 11/06/2017

170611 Geremia 8 rid«Al profeta, Dios no se le revela como un abstracto absoluto, sino como una relación íntima y personal.»

Abraham Heschel, El mensaje de los profetas

La única nostalgia buena, capaz de hablarnos ahora, es la nostalgia del futuro, la que sabe extender la mirada sobre el presente y sobre el futuro. Una relación de amor no se regenera volviendo a las palabras que ella nos decía en los tiempos felices, sino soñando y diciendo palabras de amor nunca dichas. Entre el pasado y el presente hay una reciprocidad vital y esencial. La promesa del origen da sentido y verdad a las esperanzas durante los tiempos de exilio y desierto. El cumplimiento hoy de las promesas de ayer nos dice que no hemos perseguido una ilusión.

Leer más...

No a la banalidad de la nada

El alba de la medianoche/7 – Que los ídolos no nos atemoricen ni sirvan de excusa para la presunción

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (32 KB) el 04/06/2017

170604 Geremia 7«¿Cómo me podía unir a este salvaje idólatra en la adoración de este trozo de madera? Pero ¿qué es adoración? ¿Vas ahora a suponer, Ismael, que el magnánimo Dios del cielo y la tierra – incluidos todos los paganos – puede estar celoso de un insignificante trozo de madera negra? ¡Imposible! Entonces ¿qué es adoración?»

Herman Melville, Moby Dick

La profecía es una crítica radical a las religiones y a los cultos. A todas las religiones y a todos los cultos, que tienen una tendencia intrínseca a transformarse en prácticas idolátricas. Una crítica sistemática y tremenda también a la revelación bíblica, para evitar que la palabra bíblica se convierta en una simple religión. Una fe convertida en simple religión ya es un culto idolátrico. La Biblia es mucho más que el libro sagrado de una religión, entre otras cosas porque ha acogido y conservado en su seno los libros de los profetas, que, junto con Job y Qohélet, le han impedido convertirse en un objeto idolátrico. Los profetas, vaciando el mundo religioso de ídolos, intentan liberar nuestro paisaje de manufacturas religiosas para crear un ambiente en el que podamos escuchar quizá simplemente una voz desnuda. Son los grandes liberadores de los dioses que llenan la tierra y nuestras almas.

Leer más...

La tentación de hacerle un traje a Dios

El alba de la medianoche/6 – Las mentiras de los escribas son una jaula también para la buena fe.

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (39 KB) il 28/05/2017

170528 geremia 6 rid«Jeremías comprende que el valioso poder de diálogo que se le ha dado, en realidad, es la potencia de la oración»

André Neher, Jeremías

Al comienzo de toda historia de amor se produce un maravilloso encuentro entre el “interior” y el “exterior”. Tanto en las historias personales como en las colectivas. Un día conocemos a una persona y sentimos que ya estaba presente en nuestra alma sin saberlo. A la vez que la conocemos, la reconocemos. De otro modo no nos uniríamos a nadie con un pacto que encierra un “para siempre”. Algo parecido ocurre con las historias de amor donde el otro no es un hombre ni una mujer, sino una realidad espiritual o ideal. La voz que nos llama está fuera y a la vez es muy íntima. La reconocemos porque ya estaba dentro de nosotros.

Leer más...

La honesta tenacidad del fuelle

El alba de la medianoche/5 – Ser fuertes para no manipular la realidad y no usar a Dios

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (44 KB) el 21/05/2017

170521 Geremia 05 rid«Todo el pueblo daba gritos de júbilo y chasqueaba la lengua. Pero Zaratustra se entristeció y dijo a su corazón: “No me entienden: no soy yo la boca para estos oídos. Ahora me miran y se ríen: y mientras ríen, continúan odiándome. Hay hielo en su reír».

Friedrich Nietzsche, Así habló Zaratustra

En esta tierra, el Dios bíblico no habla directamente. Sus palabras sólo llegan a nosotros como palabras de hombres y mujeres. El que desciende el monte Sinaí con las Tablas de la ley es Moisés, un hombre. A él le habla YHWH en la tienda de la reunión. Sólo con él habla “de boca a boca” y le dice las palabras que el pueblo puede conocer. Si queremos escuchar la palabra de Dios en el mundo, lisa y llanamente debemos aprender a escuchar a hombres y mujeres como nosotros. Su palabra se nos comunica mientras vemos otros ojos a la misma altura que los nuestros. No la encontramos arriba ni abajo, solo delante de nosotros. El lugar donde Dios sabe hablar a los hombres es el hombre. Sólo los hombres y las mujeres pueden resucitar cada día la Biblia y los Evangelios diciendo a aquellas palabras: “salid fuera”. Sin personas que las llamen por su nombre, aquí y ahora, también las palabras bíblicas están muertas en sus sepulcros.

Leer más...

Como madres de la palabra

El alba de la medianoche/4 - La verdad hace sufrir, pero nos engendra a la verdadera libertad.

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (34 KB) el 14/05/2017

170514 Geremia 04 bis rid«Espero de todo corazón que me absolváis. No me divierte la idea de ir a hacer de héroe a la cárcel, pero no puedo por menos que declararos explícitamente que seguiré enseñando a mis muchachos lo mismo que les he enseñado hasta ahora ... Si no podemos salvar a la humanidad, al menos salvaremos el alma»

P. Lorenzo Milani, Carta a los capellanes militares; carta a los jueces.

La ideología es el primer instrumento que utilizan las clases dominantes en tiempos de crisis. Antes que por la fuerza, el dinero o el poder político, los jefes (civiles y religiosos) gestionan las crisis de sus imperios produciendo ideologías, pagando a los ideólogos y erigiendo un sistema de propaganda capilar de la ideología. Cuanto más grave es la crisis, más esencial se hace el instrumento ideológico. La principal forma que adquiere la ideología en tiempos de crisis es la producción sistemática y reiterada de ilusiones colectivas. Las señales hablan clara y únicamente de declive y de final, pero las ideologías se encargan primero de producir otras señales distintas inexistentes, luego las convierten en principales y finalmente las presentan como únicas. Hay muchas y muy diversas ideologías, pero todas tienen en común la creación artificial de una realidad paralela que se presenta como perfecta y que pierde progresivamente el contacto con la realidad imperfecta pero verdadera.

Leer más...

La mano que sujeta la cuerda

El alba de la medianoche/3 – Tener a nuestro lado personas más fieles que nosotros es un gran don.

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (38 KB) el 07/05/2017

170507 Geremia 03 rid«Cuando llegó al monte donde Moisés había subido para contemplar la heredad de Dios, Jeremías encontró una estancia en forma de cueva; allí metió la Tienda, el arca y el altar del incienso, y tapó la entrada. Volvieron algunos de sus acompañantes para marcar el camino, pero no pudieron encontrarlo.»

Segundo Libro de los Macabeos

La fidelidad es una de esas palabras capaces de expresar, por sí solas, todo lo que hay que decir sobre la vida. La existencia está hecha de muchas palabras y de muchas cosas, pero si hubiera que elegir sólo una, la fidelidad sería una candidata muy fuerte. La fidelidad lo es casi todo. Tal vez podría decirse que lo es todo. Fidelidad a los pactos que fundan nuestra existencia. Fidelidad a la alianza conyugal, a la profesión, a las amistades, a la voz que un día nos llamó y nos hizo emprender el viaje más grande. La fidelidad calienta el corazón durante los inviernos, consuela el alma cuando todo pasa y hace que pronunciemos nuestro nombre sin vergüenza. La fidelidad es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos.

Leer más...

Los profetas de la segunda nada

El alba de la medianoche/2 – Más allá del mar de la esclavitud, donde mueren los ídolos

Luigino Bruni

Publicado en  pdf Avvenire (35 KB) el 30/04/2017

170430 geremia02«Luego llevó la bebida a Jeremías; éste respiraba tranquilamente en su sueño. “Ya que no debo ocultárselo al mundo, ¿cómo podría ocultártelo a ti, madre?” … “¿Ocultar qué?” (…) “El Señor estuvo hoy conmigo... Y su Voz me ha hablado. Manda que me marche de aquí”. Los ojos de Abi se llenaron de lágrimas. No lloraba porque el Señor hubiese venido junto a él. ¿No debía enorgullecerse de ello entre todas las madres de Jacob? Y, no obstante, se le partía el alma a causa de la pena que sentía por la elección de su hijo»

Franz Werfel, Escuchad la voz

Entre los profetas y el poder hay un conflicto, una tensión radical. Hay muchas razones para ello. La primera es que el profeta, por su misión y vocación, sabe que todo poder tiende a pervertirse y a transformarse en tiranía, sobre todo si está revestido de vestiduras sagradas.

Leer más...

La hora de cantar sin miedo

El alba de la medianoche/1 - El destino y la libertad en el encuentro con el absoluto.

Luigino Bruni

Publicado en pdf Avvenire (44 KB) el 23/04/2017

Logo Geremia Crop 300Vosotros que amáis,
vosotros que anheláis,
oíd vosotros, enfermos de adioses:
en vuestras miradas empezamos nosotros a vivir,
en vuestras manos que buscan en la luz azul
- nosotros olemos a mañana.
Vuestro aliento nos aspira,
nos atrae a vuestro sueño
a los sueños, que son nuestro reino
donde la oscura nodriza, la noche,
nos hace crecer,
hasta que nos reflejemos en vuestros ojos
hasta que hablemos a vuestros oídos
.

Nelly Sachs En las moradas de la muerte

La profecía es un bien capital en todo tiempo y lugar, en todas las sociedades, en todas las comunidades y para todas las personas. Cuando, además, se vive en una época de grandes crisis, la profecía se convierte en un bien de primera necesidad, tan valioso y esencial como el agua y el cariño.

Leer más...

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Por una economía del bien común

por-una-economia-del-bien-comun ridZamagni, Stefano

 Editorial Ciudad Nueva, abril 2012

Leer mas...

RSS - suscríbase

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.