El reto de la ayuda fraterna

Dos jóvenes  economistas verifican la validez del sistema actual de reparto de las aportaciones en las distintas zonas del planeta.

por Luca  Crivelli

de Memoria EdC 2012-2013, en "Economía de Comunión - una cultura nueva" n.38 - diciembre 2013

Report 2012 2013 Luca Crivelli

En agosto se entregó a la comisión internacional de la Economía de Comunión un estudio - J. Debbane y C.Viano, “Technical Report on Social Assistance in EoC”, Mimeo) realizado por dos jóvenes economistas (la primera de nacionalidad siria y la segunda italiana) acerca del funcionamiento del sistema de la EdC para la ayuda a los indigentes. Los objetivos del informe, financiado gracias a una beca de la AIEC en la Universidad Sophia, eran los siguientes: identificar la presencia de posibles lagunas en el dispositivo de recogida de datos y de presentación de los mismos; segundo, analizar la información disponible para trazar un cuadro de la actividad desarrollada entre 1992 y 2012; y por último, formular propuestas de mejora del sistema actual. 

El estudio ha resultado muy útil, tanto para el análisis de la situación actual como para el desarrollo futuro. Las investigadoras han puesto de manifiesto que la información que se recoge hoy no permiten comprender plenamente las razones que han marcado la evolución de las solicitudes de ayuda. Como se ilustra en la figura adjunta, en 1992 las ayudas llegaban a 4.400 personas (el 5% de los miembros de nuestras comunidades), en 2001 alcanzaron la cuota de 11.000 (incremento debido sobre todo, aunque no únicamente, a situaciones de guerra en el continente africano), para descender a las 2.200 personas actuales.

Por desgracia, el tipo de información recogida no permite por el momento evaluar si las intervenciones actuales (en el ámbito del apoyo a la formación, la salud y la vivienda) han “curado” las distintas formas de pobreza, generando al mismo tiempo reciprocidad y comunión. Otro hallazgo interesante es la
Report 2012 2013 Tabella Indigenti heterogeneidad en las prácticas adoptadas por las diferentes zonas:
en algunos contextos el 95% de las ayudas solicitadas era de naturaleza temporal, mientras que en otros la mitad de los beneficiarios recibía una ayuda permanente. También los importes per capita distribuidos en algunas grandes zonas presentan diferencias significativas (que van desde el 9% hasta el 30% de un salario habitual), a pesar de tratarse de países caracterizados por situaciones macroeconómicas bastante comparables.

El estudio, por último, pone de relieve la utilidad de constituir un observatorio sobre la pobreza, que permita conocer y explicar mejor la acción desarrollada para ayudar a los indigentes, estimulando al mismo tiempo la reflexión y la comparación entre zonas de intervención, para identificar en base a criterios objetivos los destinatarios “adecuados” y poner en marcha intervenciones cada vez más eficaces. Todo ello sin poner en riesgo la cultura de la proximidad (verdadera fuerza de la red de comunidades locales en la que se apoya el sistema de distribución de las ayudas) y sin aumentar inútilmente la burocracia.

Chiara Lubich nos animó a comprender en lo profundo las necesidades de los indigentes («¿Quiénes son estos hermanos nuestros? Los conozco, a algunos los he visto en foto: sonrientes, dignos, orgullosos de ser hijos de Dios y de los Focolares. No les falta todo, sólo algunas cosas») y nos enseñó que la pobreza no es sólo una condición individual, sino también y sobre todo un conjunto de relaciones enfermas, que solo pueden curarse a través de una relación de fraternidad en la reciprocidad. Francisco de Asís, con su beso al leproso, confirma que no se trata nunca de “una relación inmunitaria”, sino que presupone una apertura al “contagio”.

 

 

 

 

 

 

 

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.