Tercera jornada de la escuela: Un viaje a la cultura de la empresa EdC

¿Qué es una empresa de EdC? Se entra cada vez más en la tercera jornada de escuela

de Lili Mugombozi

150524 Nairobi EoC School 37 ridUn viaje a la cultura de la empresa. También la sesión de hoy comienza de un modo original. Desde primera hora se alternan al micrófono o con vídeo-mensajes, emprendedores que cuentan sus propias anécdotas personales en la aventura de la empresa desde el punto de vista de la cultura de la Economía de Comunión.

Desde Italia a Alemania o a la República Democrática del Congo, los empresarios encantan a la audiencia por la integridad con la que viven sus sueños. Por un lado, se llega a aliviar la pobreza, a vivir la cultura del dar, pero es muy importante también orientarse a construir relaciones de confianza con proveedores, trabajadores, consumidores de los propios productos y servicios, con la competencia…

Sorprende también el dinamismo y la creatividad con la que se afrontan los desafíos. “¿Cómo hacer cuando una sociedad está desgarrada por la corrupción?” “¿Y cuando el estado no es lo suficientemente fuerte 150524 Nairobi EoC School 32 ridcomo para proteger los derechos humanos? ¿O cuando se nos desanima o se nos veja con impuestos excesivos sin siquiera ofrecer las infraestructuras necesarias?” “¿Cómo se hace cuando nos damos cuenta de que en nuestra sociedad el dinero se vuelve un pequeño dios?

Un diálogo animado y reflexivo que implica en primer lugar a los jóvenes profesionales y emprendedores que se encuentran en los primeros pasos de sus actividades empresariales. Y se constata, con una cierta admiración, que la Escuela Internacional EdC está constituida por un grupo de personas muy singular: estudiantes universitarios, sí, pero también jóvenes profesionales y emprendedores.

Un aspecto no despreciable es el hecho de que en África no es raro que, para “llegar a fin de mes”, personas o familias enteras tengan que realizar actividades adicionales para aumentar sus sueldos mensuales. Esto, para los que tienen salario. ¿Y qué decir de los que no lo tienen?

Los jóvenes que están aquí no se escapan de esta experiencia. Cuando eran adolescentes, muchos han tenido que buscar la manera de ganar algo de dinero para ayudar a sus padres a salir al paso, al menos, de sus necesidades personales. Los que 150524 Nairobi EoC School 38 Anouk ridvan al instituto, si no hacen algún trabajo a tiempo parcial, realizan actividades para mirar más allá de sus propias necesidades: exigencias familiares, cuotas escolares, alquiler, gastos médicos, de alimentos, etc. Por muchos motivos, el pequeño negocio es el pan nuestro de cada día. Pero, ¿cómo hacer negocios? ¿Solo para sobrevivir o para hacer crecer la propia actividad y producir muchísimas riquezas? Los desafíos ante la pobreza del continente están bajo todas las miradas...

Anouk Grevin y Giuseppe Argiolas llevan al aula al descubrimiento de una nueva forma de concebir la empresa: una cultura auténtica y propia. Las empresas de EdC no son máquinas de generar dinero. “Entonces, ¿qué son?” -pregunta un joven de Madagascar, entre risas y preplejidad.

De la cultura del dar a la producción con creatividad de bienes y servicios por el puro afán de servicio a la humanidad que nos rodea, a 150524 Nairobi EoC School 36 LB ridla renovación de las relaciones… los jóvenes descubren su “llamada” a crear un mundo nuevo, renovado por las relaciones de reciprocidad a todos los niveles. ¡Un verdadero cambio de mentalidad!

Cuando Luigino Bruni precisa que Chiara, en 1991, en Brasil, no se escandalizó de la pobreza sino de las desigualdades entre ricos y pobres, el enfoque se vuelve claro. Así dice un joven periodista: “empiezo a ver cada vez más claro y entiendo que la EdC tiene muchas definiciones”. Y un joven abogado del Congo: “Tengo un pequeño estudio y mi sueño ya contempla una gran empresa de EdC. En cuanto concluí mis estudios, me di cuenta de que tengo responsabilidad hacia la sociedad. Estos días están siendo para mí un momento de reflexión profunda”. Un joven nigeriano, también abogado, que trabaja como consultor de una empresa agrícola, ve estos días como un estímulo para mejorar su trabajo, sobre todo, a favor de los pobres de su país. ¡La aventura continúa!

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.