Diálogo de Luigino Bruni y Stefano Bartolini con el profesor Serge Latouche, en el Polo Lionello

por Antonella Ferrucci

120221_Polo_Lionello_129_ridGran participación en la conferencia organizada el martes pasado en la  Librería L’Arcobaleno Valdarno del Polo Lionello Bonfanti, según relata Rina Santoli: “en la sala pusimos 210 sillas, pero había más de 70 personas de pie y algunos más estaban siguiendo la conversación desde otra sala del Polo que estaba conectada. No se había visto tanta gente desde que vino Francesco Guccini.”

El profesor Serge Latouche es, sin duda, un personaje muy conocido. La noticia fue corriendo y más de 300 personas decidieron acercarse a Burchio la tarde de un martes (de carnaval), para asistir al diálogo del teórico del decrecimiento con los economistas sociales Stefano Bartolini y Luigino Bruni. Un público variado y muy heterogéneo: jóvenes con atuendo estilo “no global”, empresarios, estudiantes, miembros de cooperativas sociales, trabajadores y estudiosos.

El título de la conferencia era: “El gusano y la mariposa: ¿qué capitalismo sobrevivirá a esta crisis?". 120221_Polo_Lionello_62_ridPrecisamente la crisis fue el punto de partida del profesor  Latouche, que situó sus orígenes remotos en 1968: “cuando una crisis dura 40 años, hablar de crisis es un contrasentido; nos encontramos ante un proceso distinto: la decadencia de la sociedad occidental, que tiene efectos totalmente comparables a los del final del imperio romano.” El profesor continúa expresando los principales presupuestos de su teoría del decrecimiento: “En la vida es imposible crecer siempre, esto lo entiende incluso un niño: no podemos crecer infinitamente desde el momento que nuestro planeta tiene recursos “finitos”. Así pues la única solución a esta crisis es “decrecer”, trabajar menos para trabajar todos, descolonizar nuestro imaginario y tratar de salir de la dependencia que el consumismo nos ha creado, con la gran complicidad de la publicidad”. El profesor Latouche ve con gran preocupación la situación de Grecia que, en su opinión, se está dirigiendo hacia un sistema totalitario. “En cambio, la solución de la deuda griega es fácil: bastaría no pagarla o pagarla sólo a los pequeños suscriptores”. Otra definición de su decrecimiento es “Abundancia frugal”: cada pueblo puede entenderla de una forma distinta, en función de sus raíces culturales. Aquí el profesor hace referencia a las posturas tomadas en este sentido en Sudamérica, por ejemplo en Bolivia.

120221_Polo_Lionello_78_ridA continuación tomó la palabra Stefano Bartolini, de la Universidad de Siena, para hacer su propia lectura de la crisis y demostrar, con los datos en la mano, que una de sus causas más relevantes es el debilitamiento de las relaciones a todos los niveles y que es ahí donde hay que trabajar para superar esta crisis, construyendo nuestras ciudades de forma que haya espacios privilegiados donde las relaciones puedan crecer y desarrollarse.

Concluyó la ronda Luigino Bruni, retomando lo dicho por Serge Latouche en relación a Grecia: “debemos recordar que la posibilidad de quiebra de una empresa se introdujo en occidente principalmente como garantía para el quebrado, para evitar que se convirtiera en esclavo. Antiguamente las deudas le convertían a uno en esclavo; quebrar para recomenzar es un derecho fundamental del ser humano, un derecho que debería valer también para los estados y no sólo para los individuos”. Como segunda reflexión, Bruni quiso precisar que es importante no confundir los términos “Capitalismo” “Economía” y “Mercado” porque se refieren a cosas distintas y no pueden usarse como sinónimos: “El capitalismo es la forma que ha adquirido la economía de mercado durante los últimos 250 años. Antes la economía y el mercado tenían otras formas distintas y yo creo que de esta crisis puede surgir un mercado post-capitalista, una economía que salve lo que hay de bueno en el mercado civil, porque, entre otras cosas, sin mercado volveríamos al feudalismo.” Terminó con una alusión a trabajar menos120221_Polo_Lionello_100_ridCreo que no hay que entender el tiempo de trabajo sólo como un horario diario, sino que hay que situarlo en el contexto de toda la existencia. En concreto, hay que superar la idea de que el estudio corresponde a los jóvenes, el trabajo a los adultos y la jubilación a los ancianos. Hoy debemos empezar a concebir la posibilidad de trabajar mientras se estudia, incluso en la escuela superior y de estudiar mientras se trabaja, no sólo como hobby sino dando la posibilidad a muchos de obtener licenciaturas y doctorados en la edad adulta, alternando, por ejemplo, 5 años de trabajo con uno de estudio.” “Finalmente - concluía Bruniyo tiendo a no ver el trabajo instrumental como opuesto a lo “bueno” que viene después de trabajar, porque pienso que el trabajo es un lugar donde nos podemos realizar: cuando trabajamos expresamos toda nuestra identidad y el trabajo es un lugar de relaciones primarias. Así pues la idea de que los bienes relacionales comienzan cuando termina el horario de trabajo no me convence. Por el contrario, debemos transformar desde dentro el trabajo en un lugar interesante para vivir en el que nos pasamos 8 horas al día. En el trabajo hay mucho don por descubrir”.

120221_Polo_Lionello_108_ridLa conferencia terminó con un diálogo muy intenso, con multitud de preguntas de personas, muchas de ellas jóvenes, que se habían sentido interrogadas por los temas tratados por el profesor Latouche y que querían dar su aportación personal.

Una tarde lograda, en la que se ha abierto un nuevo y prometedor filón de diálogo con exponentes de las “economías alternativas” en el Polo Lionello. Un acto llamado a ser el primero de una serie para hacer del Polo Lionello no sólo la casa de los empresarios de la EdC y de la Economía Civil, sino también un punto de encuentro y de diálogo con todas las “economías alternativas”.

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

EoC-IIN

Logo Eoc iin 01 rid rid

International Incubating Network


ir a la plataforma Eoc-IIN
ir a la página dedicada

Escuela de Economía Civil

Logo SEC ridConocer la oferta formativa. Visitar la página dedicada.

La economía del dar

Chiara LubichChiara_Lubich_1

«A diferencia de la economía consumista,
que se basa en la cultura del tener,
la economía de comunión
es la economía del dar...

Leer todo...

Carta de identidad de la EdC

logo_edc_benvLa Economía de Comunión (EdC) es un movimiento en el que participan empresarios, empresas, asociaciones e instituciones económicas, así como trabajadores, directivos, consumidores, ahorradores, estudiosos, operadores económicos, pobres, ciudadanos y familias. Nació de Chiara Lubich en mayo de 1991 en Sao Paulo (Brasil).
Leer más...

Líneas para dirigir una empresa de Economía de Comunión

Binari_rid_modLa Economía de Comunión propone a las organizaciones productivas que siguen su mensaje y su cultura, las siguientes “líneas para dirigir una empresa”, escritas a la luz de la vida y la reflexión de miles de empresarios y trabajadores....
Leer más...

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Conferencia en México

video mexico

¿Qué es la Economía de Comunión? - Conferencia de Luigino Bruni en el Instituto Mexicano de Doctrina Social de la Iglesia (IMDOSOC)

Humor con Formy

Ecco_Formy_rid_mod

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?
Saber más...

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.