Logo_loppianolab_2011_data_rid_ridEl encuentro conclusivo de LoppianoLab no es un final sino un nuevo comienzo, para vivir en el día a día lo que allí ha comenzado y darle un nuevo espíritu al país

Seguir esperando con Italia.

por Victoria Gomez

publicado en Cittanuova.it el 20/09/2011

110915-18_LoppianoLab_07_rid«He estado en un lugar donde el espíritu ha vuelto a soplar entre las personas»: con estas palabras pensaba un amigo, estudioso de la historia de ayer y de hoy, explicar a sus compañeros dónde había pasado el fin de semana. En frío puede parecer una exageración, pero en la conclusión de LoppianoLab 2011, en medio de unas mil personas, es para tomárselo en serio.
 
La sesión conclusiva se abre con un vídeo-montaje con imágenes tomadas por la cámara durante los cuatro días anteriores. Imágenes reales, rostros de personas que crean empresas, reflexionan, estudian, esperan, proyectan y se comprometen a dar y también a recibir. Han venido a LoppianoLab no sólo para hacer red, sino para crecer en su ser red ellas mismas. Es más: para ser y hacer red por el bien común, para esperar en Italia y en el mundo.

Hemos intentado hacer un resumen de estos días, rápido e incompleto como corresponde a un laboratorio. Pero era importante hacerlo. En efecto, la mesa redonda pensada para concluir la edición 2011 quería ser una reflexión a varias voces a partir de un hecho ya acabado. Al no estar previamente preparada comportaba el riesgo de la inconsistencia.

El balance del mosaico de actividades daba fe de que se había realizado el deseo que Maria Voce, presidenta de los Focolares, dirigió en la apertura: que el clima de fraternidad que anime las intensas jornadas, sostenido por la pasión civil, haga presente «al protagonista invisible, Jesús, y que El inspire las ideas adecuadas para el futuro de nuestro país». Este hilo de oro unía los 56 actos organizados, contando mesas redondas, encuentros, cafés literarios, actuaciones artísticas y especialidades gastronómicas multiculturales, que se han sucedido con ritmo incansable en los distintos espacios de la ciudadela de Loppiano.

110915-18_LoppianoLab_09En el Polo Lionello la exposición de las 70 empresas vinculadas al proyecto Economía de Comunión ha animado a los empresarios, ha creado sinergias y ha apoyado la formación emprendedora de los jóvenes (con notable presencia del Sur). El grupo editorial Città Nuova ha recogido multitud de propuestas que mostraban en deseo de participar digna y activamente en la reconstrucción del bien común. Una de ellas consistía en la creación de una jornada de buenas noticias, a enviar capilarmente a los medios informativos para introducir una corriente positiva en la opinión pública. El Instituto universitario Sophia ha anunciado la puesta en marcha de tres nuevos masters y cursos de verano (en Argentina y Chile) que, a pesar de su especificidad, pondrán la cultura de la relación en el centro. Y después un sueño: relanzar el proyecto de un nuevo humanismo cargado de valores que puedan dar un nuevo fundamento a la vida social, como contribución al contexto en que vivimos. La ciudadela de Loppiano se ha confirmado de hecho como laboratorio permanente con más de 40 años de vida y con la presencia de 900 habitantes de más de 60 países.

La palabra ha pasado después a los expertos. El primero ha sido Mauro Magatti, decano de sociología de la Universidad Católica de Milán. Primera reflexión:Mauro_Magatticada tiempo tiene su espíritu. Parece que el espíritu del tiempo que vivimos se está apagando. El espíritu es esperanza, es viento que sopla cuando tendemos hacia un bien que deseamos pero todavía no poseemos. La cita de los cuentos turcos de Byron es contundente: «Lucifer le dice a un hombre: “Podrías ser como nosotros”. Pregunta: “¿Y quiénes sois vosotros? ¿Sois felices?”. Respuesta: “Somos inmortales”. Nueva pregunta: “¿Pero sois felices?”. Nueva respuesta: “Somos poderosos”. La pregunta se repite: “¿Pero sois felices?”. Lucifer lo admite: “No. ¿Pero acaso lo eres tú?”». Aquí Magatti ve el drama de nuestro tiempo: ser poderosos no sólo no da la felicidad, sino que apaga el espíritu.

Otra reflexión: la circularidad de LoppianoLab, que va de lo que la vida nos enseña a la capacidad de reflexionar para volver después a la vida. Es la innovación al servicio del hombre. Un circuito contrario al que se da en el mundo actual, donde ya no se genera la vida por la tendencia a segregarla, a confiscarla, atrapados por una abstracción que ignora la fragilidad y las preguntas de la vida humana. Más aún: reconocer la recomposición de la unidad como el antídoto para lo que nos separa y destruye y no como negación de la libertad o fracaso. Es la dirección para encontrar un futuro, que no pasa por las medidas de recorte sino por aprender los límites de la omnipotencia, por estar cerca del otro. «Tenemos que cambiar de mentalidad – insiste el filósofo Adriano Fabris (Universidad de Pisa) – y aprender a pensarnos en relación. Occidente ha llegado a este punto, que parece no tener retorno, porque el individuo ha tomado el puesto de la persona. Solo en relación podemos realizar nuestras esperanzas». Continúa: «La experiencia que se realiza aquí es un testimonio, porque es difusiva y contagiosa. Una relación buena al servicio de Italia: deseo de participar juntos, Pero esto no comienza sin esperanza».

110915-18_LoppianoLab_10Enrico Rossi, gobernador de la Toscana, ha recogido palabras fuertes de la asamblea: escucha, cambio de dirección, coherencia, reconquistar una presencia digna… Y sugiere una posible clave: hacer red a partir de la Constitución y mirando a Europa. Una Europa social y política, no sólo económica, puede garantizar la cohesión y vencer el miedo. El gobernador confirma y subraya la necesidad de un nuevo humanismo cuyo horizonte sea Europa, capaz de reunificar culturas distintas. «Es necesaria la contribución de la política, poniendo en el centro a la persona y sus derechos, haciendo red con las fuerzas sociales y los distintos niveles de la administración».

El economista Luigino Bruni, profesor en la Bicocca de Milán y en el I.U. Sophia, pone de relieve que para salir de la crisis hacen falta grandes innovaciones. Las realidades como el Polo Bonfanti o el Instituto universitario Sophia son precisamente lugares de innovación y generación de este nuevo humanismo, que recuerda las raíces del humanismo toscano y universal de una Europa no dividida. Los jóvenes del sur aquí presentes afrontan la crisis de forma distinta, con profecía, con motivación. Aquí y ahora. Estas son las «experiencias del lunes por la mañana», testimonios concretos de que es posible vivir este nuevo humanismo de forma ordinaria y cotidiana.

Por último, la palabra es de la politóloga Daniela Ropelato (profesora del I.U. Sophia ). «Tomar la palabra aquí ya es un acto de esperanza, 110915-18_LoppianoLab_11por la visión de lo que ya es, pero no existe plenamente». «Hoy, como el presidente Napolitano ha confirmado recientemente en Palermo, hay italianos, pero debemos construir Italia. Aquí, en LoppianoLab, los italianos se han visto y se han escuchado. Deberíamos tener el valor de decirlo: debemos fortalecer la consistencia de la estructura de nuestra convivencia, demostrar la fuerza de los grupos». LoppianoLab nos señala la red de relaciones entre los ciudadanos y el cuadro institucional, entre la economía de comunión y el I.U. Sophia, no con un corporativismo de grupo, sino en una dinámica de apertura continua a los intereses de los demás.  «Hay que alimentar la esfera pública, donde se recomponen continuamente los bienes comunes y donde cada uno está llamado a ser protagonista. Las redes que he visto en LoppianoLab muestran el potencial de este tejido comunitario que tanto necesita la democracia». En LoppianoLab la política estaba presente, pero a la escucha. Como el “estilo” – por usar una expresión de Chiara Lubich – que sostiene todos los pétalos de la vida social.

¿Conclusiones? No ha habido. Un laboratorio no tiene final, sino nuevo comienzo. Paolo Loriga, moderador de la mesa redonda, advertía la ausencia de una palabra muy extendida hoy como acercamiento a la crisis: “ya”, sello definitivo sobre la tumba de la esperanza. En Loppianolab, si queremos hablar de palabras conclusivas, algunas podría ser “aquí seguimos”.

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Las parteras de Egipto

lasparterasdeEgipto

 

 

 

 

 

 

 

 Luigino Bruni - abril 2017

Editorial Ciudad Nueva Colección "Biblia y temas de hoy"

Lee las primeras páginas

Más información...

#EocwiththePope

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

El valor de los valores

argiolas tapawebGiuseppe Argiolas

Editorial Ciudad Nueva, Buenos Aires 2016

Leer más...

El árbol de la vida

ElarboldelavidaBruni, Luigino

Editorial Ciudad Nueva, abril 2016

Colección "Biblia y temas de hoy"

Leer más...

memoria 2014 15 250

Un año de vida de la EdC, estrategias y perspectivas de futuro. Descarga la   pdf Memoria EdC 2014/2015 (2.66 MB)
Ir a la versión online

Nairobi 2015: un lugar dedicado a todos los contenidos

Logo sito Nairobi rid modIntervenciones y experiencias  (vídeos y textos), galería fotográfica, powerpoints: todos los contenidos  para revivir los acontecimientos en Nairobi 2015

Ir al lugar    Ir a los contenidos del Congreso EdC  Ir a los contenidos de la Escuela de EoC  

Galería fotográfica Congreso EdC 2015

150531 Nairobi Congresso EdC 76 rid modMariápolis Piero, Nairobi (Kenia)
27-31 mayo 2015

ir a la galería fotográfica

Vídeo Resumen 2014 EdC España

365!La EdC en España va abriéndose camino!

Revive con nosotros los buenos momentos pasados juntos en este 2014.

2013 - Un año de vida de la EdC en España

edc 2013 EsHaz clic en la imagen para ver en imágenes un resumen de la vida de la EdC en España durante 2013

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Carta de identidad de la EdC

logo_edc_benvLa Economía de Comunión (EdC) es un movimiento en el que participan empresarios, empresas, asociaciones e instituciones económicas, así como trabajadores, directivos, consumidores, ahorradores, estudiosos, operadores económicos, pobres, ciudadanos y familias. Nació de Chiara Lubich en mayo de 1991 en Sao Paulo (Brasil).
Leer más...

Líneas para dirigir una empresa de Economía de Comunión

Binari_rid_modLa Economía de Comunión propone a las organizaciones productivas que siguen su mensaje y su cultura, las siguientes “líneas para dirigir una empresa”, escritas a la luz de la vida y la reflexión de miles de empresarios y trabajadores....
Leer más...

Por una economía del bien común

por-una-economia-del-bien-comun ridZamagni, Stefano

 Editorial Ciudad Nueva, abril 2012

Leer mas...

"Del elemento ético..."

Giuseppe_Toniolo_mod

"...como factor intrínseco de las leyes económicas””

Giuseppe Toniolo

Introducción al Curso de Economía Política pronunciada el 5 de diciembre de 1873 en la Universidad de Padua
Leer más...

RSS - suscríbase

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.