Durante los días del 6 al 10 de agosto, se realizó en Colombia una nueva versión de la Escuela de Economía de Comunión organizada por empresarios latinoamericanos que adhieren al proyecto

Por Luis Fernando Ramirez*

180806 10 SS Colombia 06 Estos empresarios, en colaboración con docentes y otros estudiosos interesados en la materia, a partir de su propia experiencia, han propiciado espacios de formación, de dialogo y de construcción colectiva con los jóvenes participantes. Versiones anteriores realizadas en Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y México han permitido conocer de primera mano los retos y aprendizajes de la elección de un estilo de vida en el plano económico que pone al centro al ser humano y las relaciones humanas como fuentes fundamentales de la creación de valor.

El programa estuvo dirigido, principalmente, a jóvenes que se encuentran en una etapa de emprendimiento empresarial o social, o que inician la gestación de ideas empresariales con un tinte humanista, propendiendo por el rescate de los valores que la economía en su esencia posee.

En esta versión, cerca de treinta jóvenes pro180806 10 SS Colombia 04venientes de distintos lugares de Centro y Suramérica realizan una inmersión formativa y relacional para profundizar sobre los principios y valores que alimentan el novedoso estilo de gestión de las empresas. Los acompañan empresarios que adhieren al proyecto EdC cuyos negocios se desarrollan en distintos sectores de la economía tales como la ebanistería, los servicios de salud, la consultoría empresarial, el desarrollo de procesos de comunicación para el desarrollo y la agroindustria.

La metodología de trabajo que incluía momentos formativos, los testimonios de los empresarios participantes; amplios espacios de diálogo y espacios de construcción colectiva los cuales le dieron un toque característico a la escuela propicio para el aprendizaje colectivo y la experimentación del valor de las relaciones humanas típicas de este modo de vivir los negocios. En él no existen diferencias entre jefes y subalternos, profesores y estudiantes, empresarios y emprendedores pues más allá de las circunstancias, como seres humanos y como hermanos aprendemos unos de otros y descubrimos que esta relación potencia la capacidad de creación de valor que luego se refleja en la empresa, la economía y la sociedad.

180806 10 SS Colombia 24La escuela tenía como objetivo avanzar hacia una reflexión cada vez más amplia y profunda de la realidad de la EdC, sus motivaciones, sus implicaciones, sus consecuencias en la vida de las personas, de las familias, de las empresas, de las comunidades. El cuidado de las relaciones para la regeneración de la confianza en la economía y en la humanidad.

Fueron varios los momentos de diálogo entre los empresarios participantes y los jóvenes que inquietos por este estilo particular de conducción de las empresas, formularon abundantes preguntas que iban desde el cuestionamiento de aspectos generales relacionados con la repartición de las utilidades hasta preguntas muy específicas como la relación con los empleados que no conocen del proyecto y que no comparten este estilo de gestión de la organización.

180806 10 SS Colombia 30Vittorio Pelligra, profesor de economía política de la Universidad de Cagliari – Italia- y miembro de la comisión central de Economía de Comunión, fue uno de los invitados a la Escuela. Utilizando un símil entre la sociedad como un árbol frondoso en el que sus raíces se sustentan sobre las relaciones de confianza entre sus miembros, advierte que la sociedad contemporánea consume excesivamente este bien común sin crear un suficiente reaprovisionamiento del mismo, con lo cual se pone en riesgo la sustentabilidad misma del proyecto de sociedad occidental (pueden evidenciarse estos síntomas en la caída sistemática de los niveles de confianza generalizada, confianza en el sistema bancario o en los partidos políticos). Propone, a su vez como antídoto a esta situación el diseño de instituciones y estructuras sociales que en contraste con los mecanismos tradicionales de organización social que buscan anticiparse a las posibles conductas inciviles de sus ciudadanos, promuevan en ellos acciones que los animen a dar lo mejor de si mismos para el beneficio de toda la sociedad.

180806 10 SS Colombia 02Así mismo, Galo Pozo, consultor empresarial ecuatoriano, quien con su empresa desde hace años adhiere al proyecto EdC, delinea los valores característicos de las personas y empresas que adhieren a esta cultura de comunión. Conscientes de su doble dinámica de empresarios, y por tanto responsables de la sostenibilidad y el éxito económico de sus negocios, asumen a su vez una postura frente al mercado de mayor exigencia a través de la adopción de valores y principios orientados a la promoción de la dignidad humana, el cuidado de las relaciones y la atención por los más necesitados. Dada esta exigencia adicional, es preciso tener claros los valores que delinean el proyecto de economía de comunión con el fin de trazar una hoja de ruta sobre el propio proyecto personal o empresarial y poder navegar a través de las circunstancias del diario vivir sin perder de vista el norte sobre las prioridades y su misión.

180806 10 SS Colombia 03Uno de los temas principales, fue precisamente el de la pobreza. La pobreza no es una sola, afirmaba Matías Cerviño, empresario argentino de Economía de Comunión desde hace más de 20 años, tiene múltiples facetas que se hacen concretas a través de los rostros golpeados por la precariedad, en la persona hambrienta, en la que se siente marginada, solitaria, sin un propósito en la vida, desterrada, sin empleo, entre otras.

De hecho, el origen del proyecto EdC es precisamente la respuesta concreta de Chiara Lubich al dolor que representó para ella constatar los altos niveles de desigualdad presentes en la ciudad de Sao Paulo en Brasil durante un sobrevuelo en el año 1991. Acción que, empero, no se limita al desarrollo de campañas de asistencia social o beneficencia, sino que desde su misma fundamentación se concibe como una iniciativa de transformación estructural de las situaciones de desigualdad y marginación. Una iniciativa que privilegia la puesta en marcha de empresas que generen en si mismas alternativas concretas y sostenibles en el tiempo que cuiden a los más necesitados de hoy y promuevan una cultura nueva que privilegie 180806 10 SS Colombia 27el valor de la donación sobre la de la posesión. De hecho, la pobreza es también un llamado personal al que los participantes del proyecto EdC deciden asumir como un medio para dotar de sentido el principio cristiano de la función social de los bienes. Y el reconocimiento del papel personal de administradores de una riqueza llamada a fructificar para el bien de la sociedad y de la entera humanidad.  Una pobreza que se manifiesta como una condición de vida que se impone con rigor sobre algunas personas y que es necesario combatirla, pero a la vez como una opción cristiana a la que el proyecto de economía de comunión nos invita con el propósito de vivir el desapego.

El proyecto de economía de comunión no es un modelo de gestión de empresas, sino una vocación a la cual se adhiere a título personal y que desde la propia acción está llamada a transformar la realidad circundante, sea esta en la empresa, en el puesto de trabajo o en las posturas de consumo. Integrando a la vida económica criterios audaces como la gratuidad, la reciprocidad y confianza.

180806 10 SS Colombia 11Concluye la escuela con el empeño de parte de los participantes de trabajar con dedicación para enfrentar y transformar estos rostros de la pobreza por medio de acciones concretas y orientadas al cambio social. Acciones capaces de transformar las lógicas simplistas del asistencialismo y filantropía para convertirse en proyectos dotados de este modo característico de la EdC que privilegia las relaciones y busca conquistar la posibilidad de reciprocar de quienes a lo largo de los años han creído que en su pobreza no tienen nada para dar.

*Profesor Universidad Pontificia Bolivariana

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

181102 04 Prophetic Economy 01 rid mod

Ir a la Photogallery de Prophetic Economy Event!
Credits: Maja Čalfová

Memoria EdC 2017

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

EoC-IIN

Logo Eoc iin 01 rid rid

International Incubating Network


ir a la plataforma Eoc-IIN
ir a la página dedicada

Escuela de Economía Civil

Logo SEC ridConocer la oferta formativa. Visitar la página dedicada.

La economía del dar

Chiara LubichChiara_Lubich_1

«A diferencia de la economía consumista,
que se basa en la cultura del tener,
la economía de comunión
es la economía del dar...

Leer todo...

Carta de identidad de la EdC

logo_edc_benvLa Economía de Comunión (EdC) es un movimiento en el que participan empresarios, empresas, asociaciones e instituciones económicas, así como trabajadores, directivos, consumidores, ahorradores, estudiosos, operadores económicos, pobres, ciudadanos y familias. Nació de Chiara Lubich en mayo de 1991 en Sao Paulo (Brasil).
Leer más...

Líneas para dirigir una empresa de Economía de Comunión

Binari_rid_modLa Economía de Comunión propone a las organizaciones productivas que siguen su mensaje y su cultura, las siguientes “líneas para dirigir una empresa”, escritas a la luz de la vida y la reflexión de miles de empresarios y trabajadores....
Leer más...

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Conferencia en México

video mexico

¿Qué es la Economía de Comunión? - Conferencia de Luigino Bruni en el Instituto Mexicano de Doctrina Social de la Iglesia (IMDOSOC)

Humor con Formy

Ecco_Formy_rid_mod

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?
Saber más...

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.