Roma: esta mañana ha tenido lugar en la Embajada de Italia ante la Santa Sede, un encuentro sobre Chiara Lubich y la profecía de la EdC

Publicado en AgenSir el 3/05/2018

180503 Roma Convegno Chiara EdC ridEn estos tiempos en los que la economía, apartándose de su vocación de estar al servicio del hombre, se vive como competición y está concentrada en sí misma, atravesada por “rivalidades y enemistades”, irrumpe con toda su actualidad la profecía de Chiara Lubich sobre la economía de comunión. Porque “economía y comunión se pueden y se deben encontrar”. “Deseo que los proyectos de economía de comunión puedan seguir favoreciendo en el mundo el encuentro entre el Cielo y la tierra”. Lo ha dicho Mons. Angelo Becciu, sustituto para los asuntos generales de la Secretaría de Estado del Vaticano, durante su intervención esta mañana en un encuentro promovido por la embajada italiana ante la Santa Sede para conmemorar el décimo aniversario del fallecimiento de la fundadora del Movimiento de los Focolares, titulado “Chiara Lubich y la economía de comunión: el recorrido de una profecía”.

La economía de comunión – ha dicho el embajador Pietro Sebastiani en la apertura del acto – es una intuición que surge en Chiara en 1991 cuando durante un viaje a Brasil le impresiona profundamente el estridente contraste entre ricos y pobres. Entonces da vida a un proyecto de economía formado por empresarios y empresas de todo el mundo, que ha creado parques empresariales y ha desarrollado un nuevo paradigma de pensamiento económico que propone, por una parte, compartir los beneficios para fines humanitarios y sociales y por otra parte incentiva la responsabilidad del consumidor, que con su compra puede premiar o sancionar en el mercado. “Me parece – ha dicho el embajador – que la Economía de Comunión puede ofrecer hoy no solo un punto de observación del presente sino también una perspectiva para afrontar el futuro”.

En el encuentro han tomado la palabra también dos economistas. El primero, Luigino Bruni, ha puesto de relieve que “la profecía de Chiara lo es porque pone en el centro a los pobres y mira a la humanidad desde la perspectiva de los pobres”. Y ha añadido: “el desafío de hoy no es el beneficio, sino su destino y por consiguiente el gran tema de las desigualdades”. Chiara, hoy como entonces, propone “compartir” la riqueza y los beneficios como camino para “sanar” la economía y el mercado. Le ha hecho eco Leonardo Becchetti: “el mercado necesita un sistema muy sólido de valores para funcionar y estos valores son la confianza, el respeto, el don”. Son valores que el mercado no es capaz de producir. Necesita “agencias” que lo hagan. Necesita profecías como la de Chiara.

Maria Voce, actual presidenta del Movimiento de los Focolares, ha señalado el origen de la intuición de Chiara. “¿Qué movió – se ha preguntado – a la jovencísima maestra de Trento, durante la segunda guerra mundial, a dar vida, casi sin darse cuenta, a un extenso movimiento que ha llegado a hombres y mujeres de las más diversas naciones, culturas y credos? Hay una sola respuesta: el amor. El amor hacia Dios y el amor hacia el hombre, hacia cada hombre”. “Cada vez que hagáis esto a uno solo de mis hermanos más pequeños, a mí me lo hacéis”: Estas palabras del evangelio son la clave de interpretación del proyecto economía de comunión. “Descubrir el rostro de Jesús en cada persona – ha explicado Voce – ha elevado al hombre a su verdadera dignidad, y ha impulsado a Chiara y a sus compañeras a un amor dispuesto incluso a dar la vida por los hermanos. Ayudar a los pobres fue el primer efecto desbordante de esto, hasta tal punto que creían que, una vez resuelto el problema social de Trento, habrían resuelto todo”.

 

Ver el vídeo del encuentro (en italiano)

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

PE Are you ready to come rid mod

Inscríbete antes del 15 de octubre al evento Prophetic Economy
Link al formulario de inscripción

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

EoC-IIN

Logo Eoc iin 01 rid rid

International Incubating Network


ir a la plataforma Eoc-IIN
ir a la página dedicada

Escuela de Economía Civil

Logo SEC ridConocer la oferta formativa. Visitar la página dedicada.

La economía del dar

Chiara LubichChiara_Lubich_1

«A diferencia de la economía consumista,
que se basa en la cultura del tener,
la economía de comunión
es la economía del dar...

Leer todo...

Carta de identidad de la EdC

logo_edc_benvLa Economía de Comunión (EdC) es un movimiento en el que participan empresarios, empresas, asociaciones e instituciones económicas, así como trabajadores, directivos, consumidores, ahorradores, estudiosos, operadores económicos, pobres, ciudadanos y familias. Nació de Chiara Lubich en mayo de 1991 en Sao Paulo (Brasil).
Leer más...

Líneas para dirigir una empresa de Economía de Comunión

Binari_rid_modLa Economía de Comunión propone a las organizaciones productivas que siguen su mensaje y su cultura, las siguientes “líneas para dirigir una empresa”, escritas a la luz de la vida y la reflexión de miles de empresarios y trabajadores....
Leer más...

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Conferencia en México

video mexico

¿Qué es la Economía de Comunión? - Conferencia de Luigino Bruni en el Instituto Mexicano de Doctrina Social de la Iglesia (IMDOSOC)

Humor con Formy

Ecco_Formy_rid_mod

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?
Saber más...

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.