Economía de Comunión: es el momento de Africa

Conferencia Internacional en la CUEA y Escuela de Verano - Entrevistamos a Genevieve Sanze

por Antonella Ferrucci

N30_Genevieve_Sanze

La Conferencia Internacional sobre Economía de Comunión Economy of Communion: A new paridigme for the African Development, tendrá lugar del 26 al 28 de enero de 2011, en la Università Cattolica di Nairobi (The Chatolic University of Eastern Africa), en colaboración con el Movimiento de los Focolares. El Dr. Aloys Blasie’ Ayako, Decano de la Facultad de Comercio de esta prestigiosa universidad, ha querido con fuerza que se realizara este evento, puesto que ve en la cultura de la Economía de Comunión una gran esperanza para su pueblo. En efecto, por una parte el pueblo africano tiene una urgente necesidad de economía, de cultura empresarial y de desarrollo económico y por la otra está en búsqueda de un modelo de economía y de empresa que no destruya la comunidad y la comunión, los grandes valores de sus culturas.

Para dar continuidad a este importante momento, hay en proyecto una serie de cursos en la CUEA para difundir y profundizar en una cultura económica de empresa para Africa, de cuya realización se haría cargo el grupo de economistas y estudioso que trabajan en todo el mundo en el desarrollo de la Economía de Comunión. En el Congreso participarán unos 300 jóvenes procedentes de muchos países africanos y se prestará una especial atención a la “cultura de empresa”.

ver poster del evento

ver invitación parte exterior - ver invitación parte interior

Los días inmediatamente anteriores a la Conferencia en la Universidad Católica, del 23 al 25 de enero, se realizará en la Mariápolis Piero, ciudadela del Movimiento de los Focolares en Kalimoni (Nairobi), la Primera Escuela Edc para jóvenes de Africa, con participantes venidos también de Europa, Estados Unidos y Asia.

Africa es el segundo continente del mundo en extensión, con una superficie de casi 7,5 millones de kilómetros cuadrados. Tiene muchísimas tribus, grupos étnicos y comunidades con culturas, costumbres, formas de vida e idiomas muy distintos. El Movimiento de los Focolares llegó al Africa subsahariana, a Camerún, en 1963. A partir de entonces, poco a poco, la espiritualidad de la unidad se ha ido extendiendo a todo el continente, aunque se vive de forma distinta en cada país.

Le hemos pedido a Genevieve Sanze, miembro de la comisión internacional de la Economía de Comunión y coordinadora de la primera Escuela de Verano Edc Africana, que nos cuente algo de la historia del Movimiento de los Focolares en este continente:

Los primeros focolarinos que llegaron a Africa eran italianos. Vinieron con el objetivo principal de dialogar, conocer, amar y vivir junto al pueblo africano. Como en todas las relaciones, especialmente cuando se procede de ambientes culturales tan distintos, al principio era normal que se produjeran incomprensiones y dificultades por ambas partes. Lucio Dal Soglio, uno de los primeros médicos que fue a Fontem, cuenta: “Subimos a lo alto de una colina y el jefe que nos acompañaba, para enseñarnos cuál era nuestra tierra, nos mostró la llanura de abajo. Mostrándonos con un amplio gesto todo lo que había debajo, nos dijo: “Todo lo que véis abajo es vuestro”. Nosotros dijimos: “Qué bien, esto por lo menos está claro”. Después fuimos a talar un arbolito y entonces nos dijeron: “No, el árbol no lo podéis talar”. Nosotros: “¿Cómo es eso? Si es todo nuestro...”. Respondían: “Es vuestra la tierra, pero no los árboles”. Y entonces nos dimos cuenta de que era probable que tuviéramos alguna dificultad. En la cultura Bangwa (Camerún) la tierra puede ser de uno y los árboles de otros. Y aquello estaba lleno de árboles y de palmeras. Sin cortar algunas palmeras no podíamos construir nada”. Esta anécdota explica cómo el contrato, la ley, no está por encima de las relaciones. Al contrario, la relación es lo más importante y a través de ella se puede resolver cualquier cosa.

¿Qué se puede hacer en una situación como esa?

La pedagogía de los focolares es siempre el amor, así que los focolarinos se pusieron a vivir junto con este pueblo. Seguía contando Lucio Dal Soglio a propósito de esto: “Estamos aquí para vivir junto con los Bangwa, no para hacer cosas grandiosas ni para salvar la vida de los Bangla; la salvamos si los Bangwa nos lo piden. No queremos hacer un superhospital, no queremos hacer una universidad, no queremos enseñar este o aquel programa, hacemos lo que decidimos todos juntos. Es necesario comprender juntos, razonablemente, lo que hay que hacer. Esta es la base de la igualdad y la fraternidad.” Y a partir de este amor después ha ido llegando todo.

¿Crees que del encuentro entre los Focolares y el pueblo africano ha surgido alguna novedad?

La comunión, fundamental para el carisma de los Focolares, ha traído al pueblo africano una luz nueva y un dinamismo nuevo para comprender y vivir la gran solidaridad de la cultura africana. Así también la Economía de Comunión, que nació en 1991 en Brasil, ha sido una gran alegría para los miembros del Movimiento de los Focolares en Africa, una respuesta al drama de nuestra sociedad: la pobreza. Pero frente a la “pequeñez” de los países africanos, los retos son muchos: la inexistencia de los indispensables medios tecnológicos y financieros y la falta de competencias que garanticen el desarrollo necesario, hacen que la mayor parte de los países africanos se encuentre en una situación desfavorable, en posición de debilidad.

¿Cuál es la situación actual de la Economía de Comunión en Africa? ¿Qué puede aportar al debate sobre la pobreza y el desarrollo?

Africa forma parte del proyecto EdC desde el principio, pero para seguir adelante encuentra las dificultades que hemos visto antes. La experiencia de la EdC que hemos vivido nos hace comprender que no se puede salir de la trampa de la indigencia sólo con dinero, aunque sea abundante, ni con la redistribución de la riqueza o la construcción de bienes públicos (escuelas, carreteras, pozos, etc.), ni con el incremento de las relaciones comerciales entre el Norte y el Sur. Ciertamente todo eso es necesario, pero no es suficiente. El mundo verá florecer la fraternidad y la comunión cuando seamos capaces de construir relaciones humanas auténticas y profundas entre personas diferentes pero iguales; cuando sepamos comprender, gracias entre otras a la experiencia de vida de la Economía de Comunión, que no existe ninguna persona en el mundo tan pobre como para no poder ser don para otros. La pobreza se oculta también en la riqueza, porque el otro es necesario para nuestra felicidad. Por eso no basta ser ricos para ser felices. Solo cuando una persona con problemas se siente amada, estimada y tratada con dignidad porque es valiosa, sólo entonces puede encontrar dentro de sí la voluntad de salir de la trampa de la precariedad y ponerse en camino.

Un desarrollo cuyo punto de partida es la comunión…

Así es, y sólo después de este primer acto de profunda libertad y dignidad humana que cada uno debe cumplir, podrán llegar las ayudas, los fondos, los contratos, las relaciones comerciales, que no son más que instrumentos que contribuyen al desarrollo global de la persona. La vida social encontrará, entonces, bases sólidas para un crecimiento duradero de la persona. Por eso mantenemos que la EdC es un nuevo paradigma para el desarrollo de Africa.
Estos eventos de Nairobi, la conferencia internacional en la CUEA y la Escuela de Verano en la ciudadela Piero, serán panafricanos, los primeros que se realizan en el continente africano, eventos que hemos preparado y esperado durante años, dedicados sobre todo a los jóvenes pero abiertos a todos los que deseen entender, profundizar, intercambiar experiencias o aportar su contribución al desarrollo integral de Africa. Además del pueblo africano, estarán presentes economistas y empresarios de América, Europa y Asia, para poder crear juntos una comunión de intercambios.

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Prophetic Economy Awards

Siguenos en:

facebook twitter vimeo icon youtubeicon flickr

EoC-IIN

Logo Eoc iin 01 rid rid

International Incubating Network


ir a la plataforma Eoc-IIN
ir a la página dedicada

Escuela de Economía Civil

Logo SEC ridConocer la oferta formativa. Visitar la página dedicada.

La economía del dar

Chiara LubichChiara_Lubich_1

«A diferencia de la economía consumista,
que se basa en la cultura del tener,
la economía de comunión
es la economía del dar...

Leer todo...

Carta de identidad de la EdC

logo_edc_benvLa Economía de Comunión (EdC) es un movimiento en el que participan empresarios, empresas, asociaciones e instituciones económicas, así como trabajadores, directivos, consumidores, ahorradores, estudiosos, operadores económicos, pobres, ciudadanos y familias. Nació de Chiara Lubich en mayo de 1991 en Sao Paulo (Brasil).
Leer más...

Líneas para dirigir una empresa de Economía de Comunión

Binari_rid_modLa Economía de Comunión propone a las organizaciones productivas que siguen su mensaje y su cultura, las siguientes “líneas para dirigir una empresa”, escritas a la luz de la vida y la reflexión de miles de empresarios y trabajadores....
Leer más...

Unete a la EdC

EoC Companies crop banner rid modRegistrando tu empresa en la nueva página web: edc-info.org

Para saber más...

Conferencia en México

video mexico

¿Qué es la Economía de Comunión? - Conferencia de Luigino Bruni en el Instituto Mexicano de Doctrina Social de la Iglesia (IMDOSOC)

Humor con Formy

Ecco_Formy_rid_mod

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?
Saber más...

El dado de la empresa

Logo cube IT 150

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.