Bienes relacionales y desarrollo: una investigación en marcha

 

Entrevistamos a Licia Paglione, investigadora del Instituto Universitario Sophia, que está realizando, gracias a una beca de la EdC, un estudio sobre los efectos relacionales de las ayudas destinadas a los pobres.

 

Licia Paglione 03

Entre los investigadores del Instituto Universitario Sophia, partner científico de la EdC, existe un fuerte interés por profundizar en el fenómeno de la Economía de Comunión. Licia Paglione es una de ellos y lleva tiempo estudiando la EdC con la mirada puesta en el “último eslabón de la cadena”, que en realidad es el primero: la ayuda a los pobres. Le pedimos que nos explique un poco mejor en qué consiste su investigación.

¿Cómo se despertó dentro de ti el interés por este aspecto de la EdC?

En primer lugar porque, al conocer la EdC y a las personas que la hacen realidad, siempre he visto la pobreza como el primer “motivo” por el que nació este fenómeno, como su centro.

Y después, por la complejidad que encierran los conceptos de pobreza y desarrollo, que no deben verse únicamente en relación con la renta, sino con un conjunto de dimensiones, algunas no materiales, pero todas ellas necesarias para el desarrollo humano. He observado que desde la perspectiva cultural de la EdC sobresale una de estas dimensiones que en los últimos años está despertando además un gran interés en el mundo científico: la dimensión relacional. Las relaciones y su calidad son muy importantes para que una vida pueda llamarse feliz. Por eso, he pensado delimitar el análisis de la pobreza y concentrarme sobre todo en esta dimensión y en los resultados que producen sobre ella las ayudas que pone en circulación la EdC: sus “efectos relacionales”, es decir su capacidad para mejorar cuantitativa y cualitativamente las relaciones que viven los receptores de las ayudas de la EdC.

¿Cómo estás desarrollando este proyecto científico?

El último paso, que ha sido posible gracias a un periodo de investigación post-doctoral en el Instituto Universitario Sophia, me
Centro Filadelfia ridha permitido profundizar en una metodología de análisis especialmente interesante para el estudio de la dimensión relacional. He utilizado esta metodología para construir un instrumento de recogida de datos relacionales, que exigía una prueba “sobre el terreno”. Para ello, gracias al apoyo de la EdC, se me ha dado la posibilidad de pasar casi un mes en Brasil, entre noviembre y diciembre, cerca de Sao Paulo y Curitiba, para someter este instrumento, en compañía del Centro Filadelfia, un pequeño centro de estudios, investigación y documentación sobre la EdC gestionado por la ANPECOM, a las personas que reciben ayuda de la EdC porque viven en alguna situación de pobreza.

¿Qué has descubierto? ¿Es posible afirmar que las ayudas de la EdC producen también una mejora de las relaciones que viven estas personas?

 

Licia Paglione Brasil 2014 01 rid

En realidad, para descubrir eso, la investigación debería continuar… Esta toma de datos debería repetirse a lo largo del tiempo, durante algunos años, realizando lo que técnicamente se llama un “análisis dinámico de las redes sociales”, para ver cómo cambian cualitativa y cuantitativamente las relaciones que viven estas personas. Lo que sí he podido hacer es perfeccionar un instrumento de análisis que podría ser verdaderamente útil para observar sistemáticamente esta parte de los efectos que producen las ayudas de la EdC y así poner de relieve un aspecto que de otro modo seguiría siendo invisible y que sin embargo para la EdC tiene enorme importante, tanta como resolver la pobreza material: construir “bienes relacionales”, también para los receptores de las ayudas.

¿Cómo continuará ahora tu estudio? ¿Con qué perspectiva?

A mi sin duda me gustaría continuar mi investigación para llegar a ofrecer un
Licia Paglione Brasil 2014 02 rid instrumento de evaluación que permita analizar más ampliamente los “efectos relacionales” de las ayudas de la EdC. Para hacerlo habría que avanzar en un trabajo de investigación con un estudio longitudinal, es decir repetido en el tiempo (al menos durante tres años) y centrado en las mismas personas. Este estudio permitiría perfeccionar aún más el instrumento de recogida de datos y obtener resultados más interesantes, en términos de observación del cambio en las redes sociales de los destinatarios de las ayudas de la EdC. Además me gustaría poder extender este análisis a una zona más amplia que sólo Brasil, para monitorizar a nivel mundial los “efectos relacionales” de las ayudas vinculadas al fenómeno de la EdC, es decir, su capacidad para promover, además de una disminución de la pobreza material, también la creación de “bienes relacionales”.

¡Nuestros mejores deseos para Licia!

 

 

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.