• Economía de Comunión
    Personas y empresas que activan procesos de comunión. Ideas y prácticas para una acción económica orientada a la reciprocidad y a la acogida. Un ámbito de diálogo y de acción para quienes trabajan por una civilización más fraterna, viendo el mundo desde los excluidos y las víctimas. más información...
  • Cursos de Economía Bíblica
    4-6 de febrero de 2019 (Libro del Qohélet) 24-26 de junio de 2019 (Libro de Jeremías) Polo Lionello Bonfanti - 50063 Figline e Incisa Valdarno (FI) más información...
  • Prophetic Economy
    Castelgandolfo (Roma): 2 - 4 Nov 2018más información...

Economía de Comunión

Personas y empresas que activan procesos de comunión.


Ideas y prácticas para una acción económica orientada a la reciprocidad y a la acogida.


Un ámbito de diálogo y de acción para quienes trabajan por una civilización más fraterna, viendo el mundo desde los excluidos y las víctimas. más información...

Una profecía de 25 años

Quienes sienten el deber de responder a la llamada para construir una economía de comunión saben que, si no quieren desviarse del camino, deben ver el mundo desde la perspectiva de los últimos.

Luigino Bruni

de la Memoria EdC 2016, en "Economía de Comunión - una cultura nueva" nº 44 - Febrero 2017

N42 Pag15 Luigino Bruni autore

Los carismas son la continuación en el presente de la acción de los profetas. Para entender a Francisco de Asís o a Chiara Lubich, hay que pensar sobre todo en Isaías, Jeremías, Ezequiel o Moisés. Si nos fijamos bien, veremos que unos y otros se parecen mucho. Todos se encontraron con la Voz, la escucharon, recibieron una llamada, una tarea, y liberaron esclavos. Después, siguieron esa voz, pasaron su vida realizando esa tarea y murieron antes de llegar a la “tierra prometida”. La vieron sólo de lejos, porque la tierra prometida siempre es para los hijos.

No entenderemos la Economía de Comunión si no tenemos en cuenta que es expresión del principio profético del mundo. Aquellos que recibieron el don de vivir la profecía y aquellos que, como nosotros, la hemos conocido en el mundo durante estos 25 años, hemos visto salir pueblos de Egipto, abrirse los cielos y bajar a los querubines; hemos visto volver a un “resto” del exilio y a los crucificados resucitar. Nada más y nada menos. Si hubiéramos sido más fieles, habríamos visto muchos más milagros. Pero, incluso en nuestras infidelidades, los milagros nos han inundado. La EdC seguirá viendo milagros durante otros 25, 50, 1000 años si sigue siendo profecía.

Pero para ello deberá elegir desde dónde ve el mundo. Cada día. Podemos valorar la sociedad y nuestros propios actos subiéndonos al pedestal de los poderosos. Desde arriba veremos el mundo como un gran mercado, donde el confort de la vida aumenta mientras los pobres se convierten en escorias y pagan el precio de este progreso. Si elegimos ser “observadores imparciales” (como Adam Smith), veremos otras cosas y juzgaremos las acciones humanas a distancia; pronunciaremos juicios morales, pero sin bajar al campo para luchar al lado de las víctimas y reducir así los sufrimientos e injusticias.  

El cristianismo le hizo un gran regalo a la humanidad cuando eligió como primer símbolo al crucificado. Podía haber elegido al resucitado, pero no lo hizo. Eligió su punto de vista: «Tengo un solo esposo en la tierra: Jesús crucificado y abandonado» (Chiara Lubich). Seremos profecía, en un tiempo que tiene una necesidad infinita de ella, si no perdemos esta primera mirada sobre la tierra y el cielo.

La EdC y su gente, para responder al dolor del mundo, lo venN44 pag15 Povertà rid web desde la perspectiva de las víctimas. Lo hacen reviviendo en su vida la mirada de Chiara en Sao Paulo (Brasil), cuando fue capaz de observar el capitalismo desde las favelas. También vio los rascacielos, pero para juzgar el sistema eligió las favelas. Tomó como metro de medida la diferencia entre los rascacielos y las barracas.

Esta última elección de perspectiva no es nunca abstracta ni indiferente: si decidimos ver el mundo desde los pobres y los descartados, no podemos permanecer en el pedestal, debemos bajar al campo de batalla, al lado de las víctimas, y luchar por ellas y con ellas. A cambio obtendremos una mirada nueva, veremos cosas que otros no ven, a veces muy feas, otras veces de una belleza infinita. La EdC lleva haciéndolo 25 años. Si quiere seguir viva, deberá hacerlo cada día más y mejor.

 

Siguenos en:

Memoria Edc 2017

Memoria Edc 2017

La economía del dar

La economía del dar

Chiara Lubich

«A diferencia de la economía consumista, que se basa en la cultura del tener, la economía de comunión es la economía del dar...

Humor con Formy

Humor con Formy

¿Conoces a Formy, la mascota de la EdC?

Saber más...

El dado de la empresa

El dado de la empresa

La nueva revolución para la pequeña empresa.
¡Costrúyelo! ¡Léelo! ¡Vívelo! ¡Compártelo! ¡Experiméntalo!

El dado de la empresa también en español Descarga la App para Android

19-08-2019

Editorial – Contra la reducción de la fe a ética y técnica. Luigino Bruni Original italiano...

16-07-2019

Comentario sobre la reciente medida francesa encaminada a reequilibrar la contribución al fisco de...

19-03-2018

Las decisiones del presidente estadounidense producirán efectos controvertidos y contradictorios...

26-08-2019

Mind the Economy, serie de artículos de Vittorio Pelligra en Il Sole 24 ore. Vittorio Pelligra...

07-09-2019

Opiniones, Después del Sínodo/10 – Temas cristianos compartidos durante siglos de golpe parecen...

adhesión a la edc

Image
Opla
AMU
Eoc
aipec

¿Quién está conectado?

Hay 542 invitados y ningún miembro en línea

© 2008 - 2019 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - info@marcoriccardi.it

Please publish modules in offcanvas position.

Este sitio utiliza cookies técnicas, también de terceros, para permitir la exploración segura y eficiente de las páginas. Cerrando este banner, o continuando con la navegación, acepta nuestra modalidad para el uso de las cookies. En la página de la información extendida se encuentran especificadas las formas para negar la instalación de cualquier cookie.